Diosdado Cabello: confidencias sobre los sucesos del 11, 12 y 13 de abril 

REComendados

En el marco de la conmemoración de los hechos sucedidos entre el 11 y el 13 de abril de 2002, la Asamblea Nacional convocó a una sesión especial en ocasión de cumplirse 22 años del golpe de estado fascista perpetrado contra el Gobierno del presidente Hugo Chávez Frías, realizada el pasado jueves 11 de abril del presente año.

El discurso de orden estuvo a cargo del Diputado Diosdado Cabello Rondón quien hizo un recorrido histórico, basado en revelaciones, confidencias y memorias inéditas, de aquellos días funestos -11 y 12 de abril- y de la gloriosa victoria del pueblo chavista ante el imperialismo y sus lacayos violentos el día 13 de abril.

La primera gran sorpresa de la sesión fue la ausencia absoluta de los representantes de la oposición venezolana. En palabras del Dip. Cabello, “pensé que algunos, después de 22 años, en verdad habían reflexionado sobre lo que ocurrió aquí el 11 de abril del año 2002”, a la par que afirma “esta historia aún no se ha terminado de escribir”.

Las causas del Golpe

Como primer elemento, recordó que el 11 de abril es consecuencia de una serie de sucesos históricos que se entrelazan, teniendo como germen el abandono, persecución, represión y amplio historial de violencia de Estado ejecutada por la Cuarta República contra el pueblo venezolano, hasta el momento del cambio social y político profundo que significó la llegada a la presidencia del Cmte. Hugo Chávez y su compromiso, cumplido, con la constituyente y la nueva constitución.

A juicio del Capitán, “uno termina revisando ese hecho y llega a una conclusión: que el 11 y 12 de abril para la historia de Venezuela pareciera que fue necesaria. ¿Por qué? Porque eso fue lo que nos hizo despertar definitivamente”.

Señala como hito clave la aprobación de la nueva Constitución (1999) y el proyecto de desmontar la supuesta “Apertura Petrolera” donde inversionistas extranjeros y nacionales, por cada 100 dólares producidos, obtenían 99$, y Venezuela solo 1$.

Esto, junto a las 48 leyes aprobadas para transformar social y económicamente la nación, fueron el desencadenante final; o como refiere él mismo “el punto de ignición”.

Los golpistas: el imperio, sus lacayos y los traidores

Ese Golpe de Estado, asegura, “lo dirigió la embajada norteamericana […], un señor llamado Charles Shapiro, que era el embajador; y lo dirigió el embajador de España en Venezuela, un señor llamado Manuel Viturro de La Torre. Fueron los primeros que llegaron al Palacio de Miraflores a darle órdenes al usurpador Carmona”.

De acuerdo a su análisis, “no solo se unieron los empresarios [Fedecámaras] y esa cúpula de CTV, sino también la jerarquía eclesiástica, sectores militares, amigos del Comandante Chávez que lo traicionaron”. Aunado a esto, se pliega el potente poder mediático de la derecha conspiradora, que, de acuerdo a sus palabras, “eran los más perversos”.

Confidencias

  1. El 10 de abril, intentando aún el Cmte. Hugo Chávez contener la situación, promueve una reunión con los medios de comunicación. Sobre eso comenta el Diputado Cabello: “Salimos de ahí, y estaba una señora que llaman Nitu Pérez Osuna, y me preguntó: “¿Qué tal será un domingo sin “Aló Presidente?” Y yo le dije: “No cantes victoria antes de tiempo, no cantes victoria” Ella sabe que se lo dije.”
  2. Recuerda Diosdado Cabello un episodio con Marcel Granier (Directivo de RCTV), cuando reunido con los medios de comunicación, los interroga preguntando “¿cuál es la rabia de ustedes contra la Revolución, contra el Presidente Chávez?”, y confiesa Granier: “Lo que pasa es lo siguiente: hace apenas cinco o seis años yo salía de viaje, por ejemplo, y mi secretaria llamaba al ministro de Interior y Justicia y le decía que yo me iba de viaje, e inmediatamente el ministro de Interior y Justicia llamaba al aeropuerto y a mí me esperaban en el aeropuerto y me atendían en el aeropuerto […] Ahorita yo llamo al ministro y no me responde ni la secretaria”. Concluye Cabello.“Es un tema de privilegios, de creer que este país era de ellos, de un pequeño grupo; de odio de clases, de odio contra el pueblo de a pie”.
  3. Relata también, a modo de revelación que, durante el primer día del golpe, en horas de la noche, “el Comandante Chávez tenía tres opciones: irse a Maracay, resistir o entregarse”. Y evoca las palabras del Comte. Chávez en esa hora aciaga: “Si me voy a Maracay, van a decir que estoy huyendo. Si resistimos, puede haber una masacre. Prefiero que me lleven preso, que me lleven secuestrado, pero no quiero que haya más sangre en Venezuela”.
  4. De igual forma, el diputado evoca un episodio crítico entre esos días de amenazas y persecución cuando, buscando los golpistas apresarlo a él como Vicepresidente Ejecutivo, presionaron al Comandante Hugo Chávez quien lo llama y dice: “Aquí me están dando 15 minutos, porque si tú no apareces, van a bombardear el Palacio”. Sobre este hecho, comenta el Diputado durante su alocución: “15 minutos ¿recuerdas, Chuorio? En ese momento es cuando el Comandante decide entregarse, los asesinos no tenían escrúpulos de ningún tipo”.
  5. De entre los momentos más sentidos para el Capitán Diosdado Cabello, expone una anécdota donde, ya habiendo retornado ellos al Palacio de Miraflores el día 13 de abril, y correspondiéndole juramentarse como presidente, en concordancia con la Constitución, decide cometer un solo acto como Presidente investido. Comenta: “Todo el mundo ahí de campaña y yo de flux, discordante, pero bueno se cumplió lo que dijo Willian [Lara], que se enviara el mensaje”, refiriéndose a la retoma de Miraflores por parte de la Revolución, y cierra diciendo: y firmé un solo Decreto de Presidente, […] un decreto donde le devolvía la Presidencia al legítimo Presidente de Venezuela [Hugo Rafael Chávez Frías], y no firmé más nada, fue lo único que firmé”.

Reflexiones desde el recuerdo

Lo que expuso el diputado Diosdado Cabello en su notable intervención ante la Asamblea Nacional se puede traducir como un memorial de relatos llenos de sentimientos y memorias vívidas que carga el pueblo revolucionario, y que no olvida.

Entre sus notas finales, resalta: “¿Cómo dudar o traicionar uno a un ser humano como ese? Es miserable. Yo no perdono a los que estuvieron al lado de Chávez, no los perdono; puedo compartir con ellos lo que sea, pero yo no perdono los que estuvieron al lado de Chávez y se han convertido en corruptos, en traidores y en desleales, no los perdono”.

Y dice más adelante, a modo de alerta: “si a Nicolás le pasa algo, lo voy a decir aquí, en esta Asamblea Nacional: si le pasara algo, tengan la certeza que ustedes traspasarían cualquier límite permisible y vamos a ir por todos y cada uno, por todos y cada uno iríamos.”

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos

Investigarán asesinato de Orlando Figuera para dar con sus responsables

La Asamblea Nacional (AN) acordó abrir una investigación para dar con los responsables materiales e intelectuales del asesinato de...
- Publicidad -spot_img

Artículos Relacionados

- Advertisement -spot_img