Un golpista pitoniso: Charles Shapiro descarta invasión en Venezuela

REComendados

El polémico exembajador de EE.UU. en Venezuela, Charles Shapiro, tristemente, alcanzó celebridad por su activa participación en el golpe de Estado de abril de 2002, contra el Comandante, Hugo Chávez. Casi 20 años después vuelve a las andadas: con declaraciones para otro medio abiertamente antidemocrático. Este golpista descarta que se produzca una invasión en Venezuela, pero pone «ciertas condiciones».

Según el «diplomático», indistintamente de que sea el republicano, Donald Trump, quien logre la reelección el próximo martes 3 de noviembre. O sea el demócrata, Joe Biden, quien se haga con la presidencia de EE.UU., estaría descartada, casi por completo, una intervención militar directa (invasión).

No obstante, es una opción que podría ocurrir si, como alerta Shapiro se producen: «violaciones de derechos humanos enormes, imprevistas y horribles. Más allá de las terribles violaciones a los derechos humanos que se están produciendo ahora en Venezuela«, explica el estadounidense.

Elásticos criterios

Ahora bien, como se ve, se trata de decisión trascendental en manos de psicópatas terroristas, cuya particular valoración es siempre «subjetiva». Lo que ya se ha visto con el infame informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) contra Venezuela, avalado por Michelle Bachelet. Los criterios para evaluar los Derechos Humanos en ese documento son bastante elásticos y parcializados.

En cambio los países más violadores de DD.HH. en la región, como Colombia, Chile, Perú, Ecuador y hasta la Bolivia de Jeanine Áñez, no reciben ni un alerta. No obstante, Venezuela, sometida un criminal bloqueo comercial y financiero, sí recibe condenas. Se obvia que sus autoridades, literalmente, han tenido que hacer magia para lidiar con la pandemia de covid-19 y proteger a la población.

También está la dolorosa experiencia boliviana, donde una Organización de Estados Americanos (OEA), amañada e inmoral, avaló un golpe de estado contra Evo Morales, que costó muerte y represión. Pero ahora el propio pueblo boliviano ha dejado al descubierto la baja maniobra con el abrumador triunfo de Luis Arce, avalado por una demoledora ventaja de más de 20 puntos.

Eso para no mencionar, la decisión unilateral de EE.UU. de invadir a Irak, a comienzos de este siglo XXI, basados en una mentira colosal: «las armas de destrucción masiva«, que nunca aparecieron. Pero la aventura bélica de George W. Bush significó la muerte para más de 1 millón de personas, entre ellos cientos de miles de niños.

Las «sanciones» siguen

Lo que sí garantiza Shapiro es que gane Trump o Biden, el criminal esquema de «sanciones», que en realidad son medidas coercitivas y unilaterales, se mantendrá contra el país. No obstante, el político norteamericano admite veladamente la inefectividad de estas políticas.

“Las sanciones económicas funcionan lentamente en el mejor de los casos (…) Nuestras autoridades policiales continuarán buscando y acusando a más personas”, alertó Shapiro.

El esquema de las mal llamadas sanciones ha sido la causa directa de la muerte de al menos 40 mil venezolanos. Igualmente ha generado pérdidas económicas estimadas entre 150 mil y 200 mil millones de dólares.

Ahora bien, los anuncios de Shapiro de alguna manera confirman lo que mucha gente ya sabe: que gane Trump o Biden, en realidad no hay que hacerse mayores expectativas, porque ambos representan la misma cara de una moneda que nunca cambia. Hay variaciones, solo en apariencia, pero en lo esencial representan a la misma estructura de poder y actuarán conforme a los intereses de esas élites.

Reyes del mantenimiento

Como explicaba el embajador de la República Islámica de Irán en Venezuela, Hojjatollah Soltani, ante una política de esta naturaleza que se puede prolongar por décadas, es fundamental avanzar en 2 direcciones: producir y mantener.

En videoconferencia ofrecida para la Universidad Internacional de las Comunicaciones (UICOM), el pasado miércoles 28 de octubre, el diplomático iraní narraba aspectos interesantes de la experiencia persa, ante un injusto bloqueo de 42 años.

«Las sanciones no pueden afectar lo que tú produces internamente, por eso nos enfocamos en producir. Pero también nos convertimos en reyes del mantenimiento, para alargar el ciclo de vida de las piezas y componentes», señalaba Soltani.

Gracias a la solidaridad de diversos países, entre ello Irán a la cabeza, Venezuela ha podido sortear las inclemencias de un cerco, que ha incluído desde la persecución inhumana de gasolina, insumos y alimentos, hasta medicamentos.

«Humanizando» el crimen 

Las declaraciones de Shapiro van en la línea de minimizar el impacto de las mal llamadas «sanciones». Es decir el «diplomático» norteamericano trata de minimizar la brutalidad de esta política, destacando que: «no los vamos a invadir», pero «los seguiremos sancionando».

En la retorcida lógica de quienes se creen dueños del mundo, las «sanciones» vendría a ser caricias, y las invasiones puñetazos. Ambas son tácticas de agresión inaceptables, mucho menos en pleno siglo XXI, pero un aparato hegemónico en franca decadencia, sólo puede hacerse notar a fuerza de bombazos y bloqueos genocidas.

Por otro lado si alguien debería estar inhabilitado completamente para opinar sobre Venezuela, es precisamente el señor Shapiro. Como documenta pormenorizadamente en su libro Abril Golpe Adentro, Ernesto Villegas, el entonces embajador estadounidense en el país, sabía del plan macabro ejecutado por las cúpulas de Fedecámaras, la casi extinta Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y el otrora partido de Leopoldo López, Primero Justicia.

Zeus-32-americana

Shapiro sostuvo una reunión con el ex alcalde metropolitano, Alfredo Peña, en la casa del empresario, Alfredo Cisneros. La investigación de Villegas documenta como Peña con su política de «plomo al hampa», en realidad encubría un plan de asesoramiento en técnicas de asalto a edificaciones y ubicación estratégica de francotiradores.

Horas luego en plena masacre del centro de Caracas en la red de comunicaciones de la desaparecida Policía Metropolitana, se tiene registro de uno de los funcionarios de ese cuerpo pronunciando el nombre clave Zeus-32-americana, era el alias, nada más y nada menos que de Charles Shapiro. No es cuento, es historia.

Así de inmorales son estos señores de la alta política norteamericana. Por eso en realidad no hay que hacerse muchas esperanzas. Gane Trump o gane Biden, el futuro de Venezuela tiene que depender de la voluntad y el esfuerzo del pueblo venezolano, junto a sus autoridades legítimas. Es el único camino hacia el logro de la soberanía y la consolidación de la independencia.

 


 

- Publicidad -
- Publicidad -

Últimos Artículos

¡Yulimar y Deyna juntas!: Así fue el abrazo de este par de reinas

El orgullo y la magia que siente un país entero se sintió cuando en un mismo lugar se presentaron...

VI Cumbre de la Celac | Por: Julio Escalona

El sábado 18 de septiembre México fue el punto de encuentro de América Latina y el Caribe en la VI Cumbre de la Comunidad...

Perú inicia camino hacia la Constituyente

Los congresistas del partido Perú Libre, al cual pertenece el actual presidente de Perú, Pedro Castillo, elevaron un proyecto de ley para llamar a...

¡Play ball!: Temporada de béisbol en Venezuela ya tiene fecha de inicio

Luego de que la temporada pasada 2020-2021 del béisbol profesional de invierno en Venezuela, se jugara en solo dos escenarios y sin público, debido...

Arranca semana radical y así están las cifras covid-19 en Venezuela (Día 554)

Al cumplirse este lunes 20 de septiembre el día 554 de pandemia en Venezuela, la nación reporta en las últimas 24 horas 1.201 nuevos contagios por...
- Publicidad -

Artículos Relacionados

- Advertisement -