Miles de fieles ratificaron su fe ante el Santuario de Fátima en Portugal

REComendados

Al menos 250 mil personas de 34 países participaron en la peregrinación internacional al Santuario de Nuestra Señora de Fátima, en Portugal desde donde pidieron por la paz del mundo y el fin de las guerras.

Las actividades por los 107 años de las apariciones de la Virgen de Fátima iniciaron el sábado con misas y rosarios, y la tradicional procesión de la noche, con la imagen de la Virgen acompañada de las velas de todos los fieles presentes.

Además, del aniversario de la primera aparición de la Virgen, también se celebró el séptimo aniversario de la canonización de dos de los niños que vieron a Fátima, Francisco y Jacinta Marto.

En esta oportunidad, la ceremonia estuvo presidida por el cardenal y arzobispo de Barcelona, Juan José Omella.

“Lo que Nuestra Señora nos pide hoy es paz en el mundo, oremos por la paz. ¡Cuántos países están en guerra, cuántas familias están en guerra! Cuántos corazones están divididos, en guerra. Pidamos la paz”, manifestó Omella durante la ceremonia.

Durante la homilía de la misa de clausura de la peregrinación internacional, el cardenal hizo referencia a las peticiones que hizo la Virgen de Fátima en sus apariciones en 1917, cuando se desarrollaba la Primera Guerra Mundial.

“Oremos por la paz en el mundo: ¡cuántos países necesitan y exigen la paz!”, exclamó.

Origen de la peregrinación

Estas costumbres tienen su origen en los sucesos ocurridos entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917, período durante el que tres niños portugueses -Lucía, Jacinta y Francisco- aseguraron ser testigos de varias apariciones de la Virgen.

Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco Marto eran tres niños que llevaban a sus ovejas a pastar, cuando de pronto vieron un resplandor y apareció la Virgen, vestida de blanco, con un manto azul y un cordón de oro como cinto y un rosario, sobre un roble.

Los pastores aseguraron que la Virgen les pidió que asistieran a ese mismo lugar los siguientes seis meses, a la misma hora.

Posterior a estos hechos, Fátima se convirtió en un lugar destacado de peregrinación para los creyentes, que cada año visitan de a miles ese pequeño poblado portugués.

Francisco murió en 1919, Jacinta falleció en 1920. En el año 2000, el papa Juan Pablo II beatificó a los dos niños pastores. En 2017 fueron canonizados por el papa Francisco.

 

 


 

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos

Histórico: España, Irlanda y Noruega reconocerán al Estado palestino

Más de 35 mil muertos en la Franja de Gaza a manos del ejército de Israel dividió al frente...
- Publicidad -spot_img

Artículos Relacionados

- Advertisement -spot_img