Crisis en idilio entre PJ y VP

REComendados

La relación entre los partidos opositores Primero Justicia (PJ) y Voluntad Popular (VP), desde sus inicios, ha mantenido como elemento común, las ansias por el lucro monetario sin pensar en el pueblo al que se deben, ello desencadena otra característica común y es que, en diversas etapas de su vida política, se han visto envueltos en tramas de corrupción.


Relaciones de amor-odio los han definido, momentos de amistad y enemistad “económica” y no política, las cuales se pueden comprender desde sus inmorales fundadores.


La afectuosa relación entre Leopoldo López y Henrique Capriles Radonski, comienza con su afinidad en cuanto a su procedencia oligárquica (familias poderosas y adineradas de Venezuela), quienes además tienen en común una ideología neoliberal y de orientación ultraderechista, en lo político. Ambos personajes pertenecientes a las grandes familias empresariales del país, caracterizados por tener bajo su control una gran parte del sector productivo venezolano.

La asociación López-Capriles resulta clave, por su participación y responsabilidad en el fallido golpe contra Chávez en el año 2002, quienes además impulsaron las protestas que entre febrero y marzo de 2014 se sucedieron contra el presidente Nicolás Maduro.

Leopoldo López como rostro conocido de la oposición venezolana, fue alcalde de Chacao. Estuvo en prisión desde 2014, además condenado a 13 años y nueve meses por instigación a delinquir, intimidación pública y daños a la propiedad pública, y homicidio intencionado.

Cuando terminó sus estudios en EE.UU., regresó a Venezuela para iniciar su “carrera política”. Comenzó a trabajar en un alto puesto de la empresa estatal PDVSA, enchufado por su madre, que en esos momentos ocupaba el cargo de Directora de Asuntos Públicos de la empresa.


Así nace Primero Justicia (PJ), con un cheque de PDVSA que suministra la madre de Leopoldo López, perteneciente a la meritocracia de la empresa petrolera venezolana. No obstante, el paso de López por esta empresa le llevó a enfrentarse a un juicio por fraude ante el desvío de fondos de la petrolera a sus proyectos políticos.


Primero Justicia (PJ) surgió con el objetivo de partir el territorio en 3 pedazos con la estrategia de la balcanización del país. Está registrado legalmente como partido político pero en realidad es una organización terrorista del lobby petrolero mundial para apoderarse de PDVSA según algunos analistas.

El partido político Primero Justicia (PJ) es fundado por López junto a Henrique Capriles en el año 2000 y cuenta desde el principio con el apoyo económico adicional del gobierno de EE.UU. presidido entonces por George Bush, a través de la “National Endowment for Democracy”. Esta institución estadounidense se dedica según su primer presidente, Carl Gershman, a “llevar a cabo públicamente lo que ha hecho subrepticiamente la CIA durante décadas”.

López, al entablar relaciones con el International Republican Institute (IRI) del partido Republicano de EE.UU., realizó numerosos viajes a Washington, visitando sus sedes y reuniéndose con funcionarios del gobierno de George Bush.

Y para ratificar la estrecha relación que tenía López con el gobierno de EE.UU., en el año 2014, se devela una serie de documentos filtrados por “Wikileaks”, que indicaban que el ejecutivo estadounidense había financiado durante 12 años a la oposición venezolana.

López quien desde la prisión, planeaba junto a Daniel Ceballos nuevas acciones violentas tras una manifestación opositora que pretendían convocar el 30 de mayo de 2015 en Caracas, muestra una vez más que no sólo participó en el golpe de Estado contra Chávez, sino que asumió la detención del Ministro de Interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín, y participó en la lectura del manifiesto que su partido hizo días antes del golpe, donde reclamaron la renuncia del presidente Chávez y la de otros cargos políticos y disolución de diversos organismos.

Aun cuando López obtuvo el beneficio de la amnistía concedida por Chávez, y resultoó liberado por los hechos el 31 de diciembre de 2007, desde entonces, se ocupó de ser el estratega de la nueva ola de violencia callejera para desestabilizar al Gobierno. Luego (septiembre de 2015) se conoció la sentencia de más de 13 años de prisión, de la cual escapó y actualmente como huésped en la residencia del embajador de España en Caracas luego de haber participado en el conato de levantamiento militar de abril de 2019.


Entretanto, Capriles Radonski, co-fundador del partido Primero Justicia (PJ), también procede de una de las familias empresariales más adineradas del país, contando con medios de comunicación, industrias, empresas inmobiliarias y de servicios y entretenimiento que sumaban más de 20 compañías. Además, su padre fue representante de la empresa norteamericana Kraft en Venezuela.

Capriles igualmente participó junto a Leopoldo López en la lectura del manifiesto días antes del golpe de Estado contra Chávez. Durante el intento de golpe, Capriles realiza el asalto a la embajada de Cuba en Caracas y junto a Leopoldo López, participa en el arresto del Ministro de Interior Rodríguez Chacín. Finalmente, Capriles, al igual que López, fue encarcelado y después amnistiado por Chávez en 2006.


Voluntad Popular (VP) como partido político nace el 5 de diciembre del año 2009, bajo la dirección de Leopoldo López. Nace de una división de Primero Justicia (PJ) pero desde el 2011 forma parte de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición de partidos políticos de Venezuela que se oponen al Gobierno Bolivariano y que tuvo como estrategia derrotar a Chávez.


Durante las elecciones presidenciales de Venezuela para el período 2013-2019, se presentan las principales coaliciones: Gran Polo Patriótico (GPP) que respaldó a Hugo Chávez, y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que estuvo representada por Henrique Capriles Radonski. En esta oportunidad, una vez más López apoya la candidatura de Capriles, son una sola llave ante el mismo objetivo.

Las evidencias del progresivo quiebre de esta relación se puede resumir en cinco hechos:

1) En 2016, las divisiones internas en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para tomar el control de la coalición ya venían dando señales, y se hacen más evidentes al punto de que los simpatizantes de los partidos Primero Justicia (PJ) y de Voluntad Popular (VP) no pueden estar juntos.

Esto quedó en evidencia cuando Tomás Guanipa, diputado por Primero Justicia de la Asamblea Nacional en desacato, fue saboteado durante una concentración en el estado Táchira por simpatizantes del partido de ultra derecha Voluntad Popular.

Guanipa fue abucheado por los seguidores de Voluntad Popular que se encontraban en el sitio, quienes luego se retiraron dejando en evidencia su rechazo. Así, se muestra el quiebre de la “unidad” que pregonaban para las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015.

2) En diciembre de 2019, Primero Justicia y Voluntad Popular remueven diputados por estar supuestamente relacionados con trama de corrupción. El partido Voluntad Popular hace la remoción de tres diputados de la Comisión de Contraloría: Guillermo Luces, Richard Arteaga y Freddy Superlano, este último había anunciado la separación de su cargo para facilitar las investigaciones.
Entretanto, Primero Justicia destituye de sus comisiones a los diputados Luis Parra, José Brito y Conrado Pérez.

3) El 05 de enero de 2020, se celebra la elección de una nueva Asamblea Nacional que la preside Luis Parra (PJ) y como segundo vicepresidente José Gregorio Noriega (VP).

4) El 24 de enero de 2020, un grupo de disidentes del partido opositor venezolano Voluntad Popular (VP), liderado por Noriega presentó ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) un recurso para ser reintegrados en la agrupación de la que fueron expulsados en diciembre pasado por no haber votado por Guaidó.

5) En febrero de este año, Luis Parra, presidente del parlamento en desacato, anunció la investigación contra Guaidó por manejo ilícito de bienes en su “gestión” que van desde irregularidades en la nómina y a contrataciones dudosas, desconocimiento del paradero del parque automotor, sin contar con las primeras denuncias en cuanto al uso de los recursos asignados por EE.UU. y la USAID para la supuesta ayuda humanitaria de febrero del año 2019, el manejo irregular de activos del país (casos Citgo y Monómeros).

Finalmente, estos hechos reiterativos desde hace varios años en el historial de la derecha venezolana, sólo demuestran el carácter de una clase política que combate internamente de manera encarnizada por definir quién se reparte mejor el botín con el que sueñan. Mientras, desde Estados Unidos y su maquinaria mediática fabrican «lideres» de papel, según las circunstancias, que hacen delirar con promesas siempre incumplidas, a sus seguidores.

 

La decisión de lo que pasa finalmente a lo interno de la derecha venezolana, como lo mencionó el mismo Elliott Abrams, es de Donald Trump a partir de su política exterior contra Venezuela sustentada en la doctrina Monroe «América para los americanos».

El resto, sobra.

Artículo anteriorEl Oso Ruso gruñe en Latinoamérica
Artículo siguienteEl Jaque a Duque
- Publicidad -
- Publicidad -

Últimos Artículos

Líderes y defensores en la mira: Asesinan a gobernadora indígena en Colombia

La Comisión Nacional de Mujeres Indígenas de Colombia informó sobre el asesinato de Sandra Peña, gobernadora indígena del resguardo...

Estas son las últimas novedades que Apple lanzará al mercado

Apple terminó con los rumores que habían con respecto a sus productos y finalmente hizo el lanzamiento oficial de los nuevos dispositivos que llegarán...

Nuevo fake news: ¿Qué pasó con Radio Rumbos?

Luego de que fuese difundido un comunicado, presuntamente firmado por Elsa Siciliano, presidenta de Radio Rumbos y su Director General Manuel Isidro Molina; que anunciaba...

Ley para la Protección de Adultos Mayores inicia consulta nacional ¿De qué trata?

El pasado 16 de marzo la Asamblea Nacional  (AN) aprobó en primera discusión el Proyecto de Ley Orgánica para la Protección y Atención Integral...

Monómeros estaría sobreproduciendo urea para venderla a socios de Pablo Escobar

El diputado José Brito, presidente de la Comisión Especial designada para investigar los hechos perpetrados por la Asamblea Nacional correspondiente al periodo 2016-2020, determinó...
- Publicidad -

Artículos Relacionados

- Advertisement -