Inmunes a la inteligencia | Por: Roberto Hernández Montoya

REComendados

Inmunes a la inteligencia | Por: Roberto Hernández Montoya

No puede haber guerra de razas porque no hay razas.
José Martí.

La brutalidad se contagia porque es simple. La inteligencia infecta menos porque pensar cansa. Además, hay gente bruta porque es invulnerable a la inteligencia.

El racismo es una de las formas más indomables de la imbecilidad. Es tan fácil reducir la gente al color de su piel. Listo, simplón, no hay que pensar. Terminas preguntando a la Duquesa de Sussex de qué color será su hijo. El príncipe Enrique no quiere decir qué pariente le hizo la sarnosa pregunta, pero qué importa, cualquiera pudo ser porque está en su cultura.

Este conflicto ridículo de Meghan Markle y Enrique con la casa real es una alegoría impecable del racismo. La pareja debió precaverse pues que el racismo actual nació en la casa real británica. Meghan se metió en la boca del lobo. Eso me hace columbrar que la pareja casó por amor, otra brejetería en un clan en que desde hace siglos los matrimonios se conciertan por imperativos políticos en que el amor es un engorro, como pasó con Wallis Simpson, gringa, burguesa y plebeya, con el rey pronazi Eduardo VIII, que tuvo que abdicar para casar, dijo, “con la mujer que amo”.

La realeza conlleva toda clase de enojos, si eres mujer no puedes cruzar las piernas como Meghan. Si eres Lady Di, la mamá de Enrique, no puedes empatarte con un musulmán porque te matan. Los paparazzi te corretean por París hasta que te estrellas bajo el puente del Almá. Si no los mataron se parece igualito.

Su ex el príncipe Carlos de Gales tuvo dificultades para casar con la mujer que amaba, Camila, por no sé qué rollo de la dama, pero finalmente casaron y si Carlos hereda la corona será “reina consorte” como Letizia. No sé cuál es el chisme porque tampoco es que soy erudito en cotilleos de la realeza como Boris Izaguirre, que dijo que la preguntica la hizo Camila. Hay cosas más divertidas.

Hace un siglo Leoncio Martínez escribió el sainete Salto atrás, lo más parecido al caso del hijo de Meghan y Enrique. En una encopetada familia caraqueña nace un negrito. El “problema” es cómo explicar esa “desgracia” al padre alemán cuando regrese de un viaje. No te cuento el sorprendente final para no chalequearte el simpático entremés. Cualquier día, pandemia mediante, el Celarg lo repone.

 

ROBERTO HERNÁNDEZ MONTOYA

@rhm1947

Publicado en ÚN.


 

- Publicidad -
- Publicidad -

Últimos Artículos

Nicolás Maduro agiliza ante la OMS entrega de vacunas COVAX

Las negociaciones para obtener más de 11.374.400 vacunas, a través del mecanismo COVAX, avanzan satisfactoriamente, razón por la cual...

Unión Interparlamentaria atiende invitación de Venezuela para conocer realidad legislativa nacional

Después de la visita oficial encabezada por el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, a la Unión Interparlamentaria (UIP) en Ginebra, Suiza, donde...

Difunden polémico audio entre Bolsonaro y senador sobre manejo de la pandemia

El senador brasileño Jorge Kajuru grabó y difundió este domingo 11 de abril, un audio de una conversación con el presidente Jair Bolsonaro. En la...

OMS advierte que la pandemia llegó a su punto crítico y podría venir el control del virus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explicó que la pandemia del covid-19 está en un "punto crítico", a 15 meses de su aparición,...

Venezuela: más vale COVAX que nunca

A pesar de los contratiempos que Venezuela ha tenido que enfrentar para hacer frente al incesante y feroz bloqueo económico y a las sanciones...
- Publicidad -

Artículos Relacionados

- Advertisement -