FIFA quiere agrandar el fútbol para sobrevivir | Por: Daniel Guiñazú

REComendados

Convencido de que así como está, el fútbol mundial corre serio riesgo de ser devorado por los poderosos clubes-estado y clubes-empresa de Europa, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, salió a militar en persona por Sudamérica la idea de que los Mundiales masculinos y femeninos pasen a disputarse cada dos años a partir de 2026. Infantino cree que si no se arma pronto una agenda fuerte de selecciones en paralelo a los campeonatos de liga más importantes, la Champions y la Europa League, los equipos y las principales asociaciones del viejo continente tendrán la última palabra en los temas de la pelota.

De hecho, ya lo vienen haciendo: la semana pasada, en medio de los partidos por las Eliminatorias para el Mundial de Qatar del año próximo, pasó de largo la noticia que los equipos europeos cederán sus jugadores a los seleccionados recién a partir del 14 de noviembre. O sea, sólo una semana antes del comienzo de la competencia. Al insertarse esta vez el Mundial en medio de la disputa de los distintos torneos nacionales e internacionales y no al final como venía sucediendo hasta ahora, ninguna selección llegará con una preparación adecuada.

Los futbolistas deberán cambiar su chip mental en los aviones y sólo podrán replicar lo que vienen haciendo durante las Eliminatorias: viajar, llegar y jugar. El máximo torneo del mundo ya ha quedado subordinado a los intereses de los clubes-estado y los clubes-empresa. E Infantino percibe que si no se mueve rápido, él mismo perderá la iniciativa a manos de los todopoderosos califas de Medio Oriente y de los fondos de inversión multimillonarios que vuelcan sobre el fútbol, dineros varios de dudosa moralidad.

La pulseada se dirimirá muy pronto. En la conferencia de prensa que dio en el Complejo de la AFA de Ezeiza, Infantino reveló que la decisión final sobre el cambio del calendario internacional a partir de 2024 se tomará dentro de los próximos 60 días, no más allá de fin de año. El tiempo es veloz, las resistencias siguen siendo elevadas (la idea no termina de cerrarles tanto a la UEFA como a Conmebol) y todavía no se advierte de que manera convivirán en un lapso tan apretado, los Mundiales, las Eliminatorias, la Copa América, la Eurocopa y toda la actividad local e internacional de los clubes. La voluntad política y las ambiciones de poder pueden ser muy potentes. Pero se estrellan contra una pared infranqueable: cada año tiene 52 semanas de las cuales cuatro deben dedicarse a las vacaciones de los jugadores y cuatro a la pretemporada de los equipos.

Con los modos de un hombre del poder, Infantino pasó por Colombia, Venezuela, Ecuador, Chile y la Argentina para vender en persona su plan de jugar cada dos años los Mundiales masculinos y femeninos. Con tal de sobrevivir, la FIFA debe agigantar el negocio del fútbol y multiplicar el reparto de los dividendos. A este paso, la multinacional de la pelota va camino de ser fagocitada por los monstruos europeos. Infantino ya se dio cuenta. Por eso salió de gira.

DANIEL GUIÑAZÚ

@danielguiñazu

FIFA quiere agrandar el fútbol para sobrevivir | Por: Daniel Guiñazú

Fuente: pagina12.com.ar


 

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos

Generación de oro: Keydomar Vallenilla campeón panamericano

El venezolano Keydomar Vallenilla se consagró como el campeón absoluto de la categoría de los 96 kilogramos en el...
- Publicidad -spot_img

Artículos Relacionados

- Advertisement -spot_img