Excombatientes FARC fabrican tapabocas en nombre de la paz

REComendados

En uno de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), llamado Antonio Nariño, en el municipio Iconozco, departamento de Tolima, Colombia, funciona la cooperativa “Tejiendo Paz”, donde excombatientes de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) han sustituido la fabricación de prendas de ropa, por miles de tapabocas para comunidades vulnerables y centros de salud.

En entrevista con Red Radio, María del Carmen Páez, excombatiente de las FARC y miembro de la cooperativa, comenta que con autogestión y apoyos, junto al emprendimientoManifiesta Colombia han logrado mantener su proyecto con miras a la reinserción social, tras dejar las armas y la guerra, luego de la firma del Acuerdo de Paz en 2016.

En medio de la pandemia que azota al mundo entero a causa de la covid-19, Colombia no escapa de esto. En un contexto de amplia desigualdad social, unos buscan ayudar donde no llegan las políticas sociales y es así como enfrentan la crisis.

Miles de tapabocas por la paz

Páez es una de las tantas excombatientes en proceso de reincorporación. Ella manifiesta que la decisión de hacer tapabocas para comunidades vulnerables y hospitales, “es una forma de colaborar con cientos de personas, para que así puedan obtener este tipo de protección”.

La cooperativa se encarga de buscar recursos a través de recolectas, para así comprar los materiales con los que trabajan en la fabricación de tapabocas. “Esta voluntad de nosotros es apuntándole una vez a la paz; es un acto de ayuda para con los demás (…) queremos que nuestro país sea uno solidario y no de intereses burgueses”.

Pero esto no lo hacen solos

Ángela Herrera, fundadora de la marca de ropa Manifiesta, Hecho en Colombia, una alternativa a la industria textil tradicional con amplia misión política, que fomenta la reincorporación de exguerrilleros de las FARC y aliada de la cooperativa Tejiendo Paz, cuenta a Red Radio, que se empezaron a fabricar tapabocas para los excombatientes en los espacios de reincorporación desatendidos en el campo colombiano.

En este sentido, Manifiesta, en conjunto con la Red de Iniciativas Comunitarias (RICO), armaron una estrategia para recibir donaciones de la sociedad civil colombiana con el fin de fabricar alrededor de 14 mil tapabocas desde la cooperativa, de los cuales más de 8 mil ya han sido entregados a las comunidades más vulnerables, como “un acto de paz de los excombatientes”.

Miles de tapabocas confeccionados por los firmantes de paz pertenecientes al Centro de Reincorporación Antonio Nariño han llegado a resguardos indígenas del sur de Tolima, así como a presos de la cárcel la Picota, y 4 mil fueron entregados a personal médico del municipio Colombiano Neiva.

Todo por la paz

“Cuando uno analiza el texto del acuerdo de paz, se da cuenta que 60 páginas son dedicadas al abandono de armas, pero solo seis a la reincorporación de los exguerrilleros, eso lleva a pensar en cómo será posible una paz estable y duradera si no se hace énfasis en los proyectos productivos y las oportunidades de vida”, expresa Herrera.

No obstante, en Colombia, para los excombatientes ha resultado medianamente cuesta arriba lograr romper con la barrera de la estigmatización, “nosotros fuimos y somos víctimas del Estado”, mencionó Páez. Sin embargo esto no es impedimento a la voluntad de dejar a un lado el conflicto, pese al “saboteo” que han hecho al proceso de paz, desde los ataques comunicacionales políticos hasta los asesinatos sistemáticos a excombatientes que han cumplido labores comunitarias.

Ante esto, la firmante de paz, expresó que los medios de comunicación se prestan para manipular la noticia a favor de la propaganda política contra los exguerrilleros.

“El mensaje que enviamos a quienes alimentan la polarización que tanto daño hace a Colombia es que tienen que darse cuenta que aquí hay personas que están construyendo un nuevo país (…) Las máquinas de coser, las telas, la ropa, son el mecanismo para mandar un mensaje de paz a Colombia (…) Los ideales siguen siendo los mismos”, dijo Herrera.

No solo la cooperativa de Iconozco está confeccionando mascarillas para las comunidades, otros ETCR también están abocados a solventar esta necesidad sanitaria que se genera en medio de la pandemia, pero sobre todo en el marco de demandas sociales.


 

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Últimos Artículos

Índice delictivo se redujo 23,7% en comparación al 2023

El índice delictivo en el país se redujo un 23,7% en comparación al 2023, así lo informó el vicepresidenta...
- Publicidad -spot_img

Artículos Relacionados

- Advertisement -spot_img