Duque decreta militarización de Cali acatando solicitud de Uribe en redes

REComendados

Iván Duque ordenó este viernes la militarización de la ciudad de Cali justo el día en que el Paro Nacional cumplía su primer mes. La medida ha sido cuestionada porque el gobierno colombiano insiste en resolver militarmente un problema social que requiere diálogo.

Pero la denominada “asistencia militar” para reforzar el despliegue de fuerza pública no parecería una orden original de Duque; sino al menos una muy mala coincidencia que abona la creencia de que el presidente es un títere de Uribe.

Este mismo viernes el partido del exmandatario publicó un comunicado de 4 puntos que empezaba con el exhorto de “un despliegue total de la Fuerza Militar y de Policía, con militarización del territorio nacional en las zonas donde hay graves amenazas contra la seguridad de los ciudadanos”.

¿Coincidencia?

La petición se parece mucho a la decisión de Duque de militarizar Cali, y en vez de generar la suposición de que el presidente se le adelantó al partido, más bien luce todo lo contrario: que el mandatario recibió la orden de Uribe y del Centro Democrático, la franquicia política del uribismo.

El segundo punto del comunicado “sugiere” la designación de un oficial de alto rango para dirigir el levantamiento de los bloqueos. Lo llamativo es la delicadeza no habitual del paramilitarismo político de pedir al menos de que se haga con “eficacia y transparencia”.

El uribismo remarca su posición intransigente hacia la protesta social. En el imaginario de la parapolítica colombiana el diálogo no es una opción, y los manifestantes serían una parranda de vándalos a los que solo se les puede conceder una ración de plomo “para que se acabe la joda”, como dijo un congresista uribista recientemente.

Caridad uribista

Y después de la propuesta militar contra la protesta, el partido del expresidente suelta algo de política social que parece caridad de la oligarquía.

Proponen una colecta entre millonarios para “la consecución de unos recursos pagados por los más pudientes para financiar la lucha contra la pobreza y la política de la juventud”.

A pesar de un mes tenaz de manifestaciones y un pliego de exigencias que plantea más de mil puntos, para el uribismo el conflicto social no es estructural sino un problema coyuntural de plata, una idea que revela que precisamente no tienen ya la menor idea del país que tienen desde el 28 de abril.

 

 


 

- Publicidad -
- Publicidad -

Últimos Artículos

Esto dicen los venezolanos sobre su participación en las elecciones del 21N

Venezuela se preparapara unas nuevas elecciones regionales y municipales, que se celebrarán el próximo 21 de noviembre, de cara...

2 mil evacuados tras erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla española La Palma

La situación por la erupción del volcán Cumbre Vieja en isla española de La Palma pasa a ser cada vez más crítica. Hasta el...

El boxeador Manny Pacquiao será candidato a la presidencia de Filipinas

La estrella del boxeo y senador filipino, Manny Pacquiao, anunció que se lanzará como candidato a presidente en las elecciones de 2022 en Filipinas tras...

Biden prepara deportaciones masivas de migrantes haitianos

La situación de los migrantes haitianos en la frontera con Estados Unidos se recrudece cada vez más, lo que genera un gran desafío para...

Venezuela duplicó exportaciones en 2021 a pesar del bloqueo económico

En el marco del Plan Estratégico de Desarrollo Portuario 2019-2030, a través de la estatal Bolivariana de Puertos (Bolipuertos), la República Bolivariana de  Venezuela...
- Publicidad -

Artículos Relacionados

- Advertisement -