La muerte obscena | Por: Roberto Hernández Montoya

REComendados

Wells Fargo vs. Venezuela: más allá de una tendencia en Twitter

Desde la noche de este jueves usuarios venezolanos compartían en redes sociales una presunta notificación recibida vía correo electrónico,...

"¿Paraíso del narcotráfico?": Craig Faller amenaza de nuevo a Venezuela

El Jefe del Comando Sur de Estados Unidos (EE.UU), Almirante Craig Faller, vuelve a cargar contra Venezuela para justificar...

Conozca método de protección contra covid-19 del presidente Maduro

El presidente venezolano, Nicolás Maduro exhortó una vez más a las familias venezolanas a extremar las medidas de bioseguridad...

Los cementerios están para encubrir la impudicia de la muerte. Quien muere debe recibir sepelio para que no regrese, porque causa terror. Por eso decía Miguel de Unamuno que somos el único animal que entierra sus muertos.

La muerte causa por lo menos dos pasiones: horror y fascinación. Normalmente no queremos ni morir ni matar, pero hay contextos culturales, políticos, sociales, históricos, económicos en que la muerte no solo no importa sino que se busca y se causa. Los campeones mundiales en esta danza macabra son Donald Trump y Jair Bolsonaro, que se burlan, la llaman gripezinha, proponen tratamientos estrambóticos como inyectarse Mistolín y se largan a jugar golf, como Nerón cantaba durante el incendio de Roma. Para estos dos la prioridad absoluta es el lucro y al carajo los enfermos, literalmente.

No tienen sensibilidad por algo que es tema de películas de terror: el tendal de cadáveres, las fosas comunes, el amontonamiento de cuerpos anónimos, la gente cayéndose muerta por las calles, llevar a los personas en agonía a las morgues para ahorrarse el viático. Práctico. Escenas similares a las de otras pestes, como la bubónica, cuando pasaban carretas buscando cadáveres.

Una vez oí a un sobreviviente de un campo de exterminio nazi que nos acostumbramos sorprendentemente rápido al horror, en horas, dijo. Hannah Arendt lo llamó la banalidad del mal. Vemos hoy, por ejemplo, las montañas de zapatos de los millones de personas exterminadas. Cuando está en peligro, la burguesía pierde los modales, como en la película El ángel exterminador, de Luis Buñuel. Se llama fascismo. O neoliberalismo, que pretende ser más decente pero igual te mata. Y te mueres. Pero solo si te mata. Bueno, me volví a enredar, pero ¿verdad que me entiendes?

La soberbia embrutece, ahí tienes a Trump. Habría que decir memento mori, ‘recuerda que morirás’ a quienes desafían la pandemia y causan más de 100 000 decesos solo en EUA. Quienes se ofenden porque en Venezuela hasta el 26 de mayo había solo 11 fallecimientos inventan cifras repulsivas como 30 000. ¿Dónde se ocultan? ¿Y las familias? No domino bien el arte de la mentira y por eso me descubren rápido, pero supongo que hay modos de mentir sin hacer el ridículo.

 

Roberto Hernández Montoya

@rhm1947

Publicado en ÚN


 

- Publicidad -
- Publicidad -

Últimos Artículos

Vidal Atencio fue un gran cura, vibraba con la palabra de Cristo

El presidente de la República, Nicolás Maduro, lamentó profundamente el fallecimiento del padre Vidal Atencio, quien dejó de existir...

Virus colombiano sigue golpeando duro a Venezuela: 317 casos y 4 muertes más

El virus colombiano llegado a través de la migración en reversa que está experimentado Venezuela en tiempos de pandemia se sigue esparciendo, con alta...

Misión de Chávez y Fidel le devolvió la vista a 6 millones de latinoamericanos

Más de 16 millones de latinoamericanos y caribeños han sido atendidos en operaciones quirúrgicas de la Misión Milagro mediante los acuerdos suscritos a través...

Maduro envió sentidas condolencias por muerte de Daniel Alvarado

En su alocución vespertina de este miércoles 8 de julio, el presidente de la República, Nicolás Maduro, envió condolencias a familiares y afectos del...

Gobierno de Duque entrega respiradores chimbos en Bogotá

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, denunció a las autoridades del gobierno de Iván Duque, de suministrar respiradores “chimbos”, para atender la emergencia presentada...
- Publicidad -

Artículos Relacionados

- Advertisement -