Ignorancia de lujo | Por: Roberto Hernández Montoya

REComendados

Es un lujo porque sale catastróficamente cara. Ilustro con dos ignaros cardinales, apoteósicos, supremos, excelsos: Trump y Bolsonaro. Como Trump está destronado —por ahora— solo mentaré a Bolsonaro, que aún da coces y cuyo oscurantismo ya ha costado al Brasil más de 500 mil muertes que como ignorante ignora. Llegó a desafinar que era mejor contraer covid-19 que vacunarse, que era solo uma gripeninha y otros disparates que no recuerdo porque tengo mala memoria, sobre todo para las paparruchas. Si piensas que la educación es cara, prueba la ignorancia. Ignoro quién dijo esta egregia verdad.

Ignoramos casi todo de todo. La erudición es selectiva, solo conoce uno o pocos temas, por eso es comedida y la ignorancia temeraria. La que me saca la piedra es la militante, desafiante, insolente, soberbia, fascista. Lo que hogaño llamamos “terraplanismo”, que no se vacuna, no una mascarilla, se burla de la muerte ajena porque en su arrogancia se cree inmortal —inmoral. Son quienes apoyan el bloqueo imperial a las vacunas y se tiran al piso con una pataleta malcriada cuando la inmunización se detiene cinco minutos. Así son. Así les va.

Otra cosa es quien por limitaciones socioeconómicas no tuvo oportunidad de formarse. Pero en Venezuela ya no hay analfabetismo y los libros abundan. No hay excusas, salvo la malcriadez, que no es excusa sino agravante. Vemos a los dirigentes de educación media y deslumbra su elocuencia, síntoma patognomónico de sólida formación. Y también está internet. La ignorancia contumaz se quedó sin pretextos.

Pero es que la barbarie sobre la que estoy prosando no es ni gratuita ni casual, viene engendrada y arrullada por el capitalismo en desintegración, que ha hallado en la mentecatez un asylum ignorantiæ. Parte del principio de que “cuando no sepas lo que estás haciendo, hazlo con mucho cuidado”. El capitalismo lleva tiempo dando pancadas de ahogado. Como no sé deso no hablo deso, pero se ven cosas abismales y abisales. Míralas. No te rías, que la cosa es seria, ve como nos tiene con el bloqueo. Bueno, sí, ríete, es inevitable, estamos en Venezuela y nos reímos de las calamidades.

Lo único bueno que tiene la ignorancia es que se autodestruye.

ROBERTO HERNÁNDEZ MONTOYA

@rhm1947

Fuente: ÚN.


- Publicidad -
- Publicidad -

Últimos Artículos

Presidente Maduro lideró Plenaria del Consejo Federal de Gobierno del 2023

Desde el salón Ezequiel Zamora del Palacio Blanco, se realizó este jueves la Plenaria del Consejo Federal de Gobierno,...

Ameliach lidera fortalecimiento del PSUV en el estado Zulia

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), emprende acciones para fortalecer el trabajo político y social con su militancia. El vicepresidente del Psuv para...

Violencia desatada en Haití: Atacan residencia del Primer Ministro

Este jueves, un grupo de policías armados atacaron la residencia privada del Primer Ministro de Haití, Ariel Henry, en señal de rechazo...

Allanada la Universidad de San Marcos | Por: Alí Rojas Olaya

En 1982, el profesor peruano Rodrigo Montoya escribió el libro Lucha por la tierra, reformas agrarias y capitalismo en el Perú del siglo XX,...

El libro de Mike Pompeo: Otra prueba de injerencismo

La segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional, América Pérez, calificó como macabros los planes de ataque contra Venezuela, revelados en el libro: "Never Give...
- Publicidad -

Artículos Relacionados

- Advertisement -