¿Despertó un pueblo adormecido?: Estadounidenses siguen en las calles pese a brutal represión

REComendados

Tras cuatro días de protestas consecutivas a raíz del asesinato del afroamericano, George Floyd por un policía blanco, el gobierno del presidente Donald Trump ordenó el despliegue de las fuerzas militares y policiales para evitar la propagación de la protestas que tuvieron su epicentro en la ciudad de Minneapolis, Minnesota, y que hasta ahora se han extendido en las principales ciudades de este país norteamericano.

Esta militarización con toque de queda en 25 estados, en la nación que se ufana de ser la meca de la libertad, democracia y respeto a derechos humanos, llega acompañada de una campaña de estigmatización contra los manifestantes indignados por la brutalidad policial que deja sin vida a la población afro, y que exigen una reforma estructural del Estado, que garantice los derechos civiles y políticos de la comunidad afroamericana.

El saldo de las manifestaciones hasta la mañana de este domingo era de 1.400 detenidos y dos muertos, uno a causa de un proyectil disparado por un agente de la policía de Indianápolis, Indiana.

El otro asesinato fue de una mujer de 19 años quien murió en medio de una balacera en la ciudad de Detroit.

Según estudio publicado por las Universidades de Michigan, Rutgers y Washington la violencia policial es la sexta causa de muerte entre jóvenes afrodescendientes. Según las estadísticas, la crueldad es inocultable: por su ascendencia y origen tienen 2,5% más de posibilidades de ser asesinado por un policía blanco.

Y por si fuera poco la represión policial es directamente proporcional al descontento e indignación de la población, mientras los medios de comunicación privados insisten en relacionar las violencias con actos de robo y vandalismo, sin visibilizar ante la opinión pública el accionar de los agentes del orden.

«Estamos viviendo en un Estado policial», es la denuncia que resuena con fuerza en las calles, a partir de la suspensión de las garantías constitucionales y la militarización del país.

Locura en la Casa Blanca

Mientras tanto en la Casa Blanca los manifestantes se reunieron frente a la Casa Blanca para abrir una investigación dentro del aparato policial para sentenciar a prisión a todos los policías vinculados en asesinatos a afroamericanos.

En este sentido, también exigieron la activación de políticas públicas que permitan la reparación de los daños en las comunidades afroamericanas. Sin embargo, la respuesta del gobierno fue el despliegue de un contingente de policías antidisturbios que terminó en otra escalada de violencia.

 

 


 

- Publicidad -
- Publicidad -

Últimos Artículos

Día 426 de pandemia: 1.233 nuevos casos, 16 muertes, 92% recuperados

Este sábado 15 de mayo Venezuela cumplió el día 426 de lucha contra la pandemia. En las últimas 24...

Like o nada: Redes como espacios de acusación

Informar definitivamente no es delito. El problema surge cuando el afán de ser tendencia le gana a la ética y aparece la difamación como...

Vente Venezuela, el partido de María Corina, sale del camino democrático

La organización política Vente Venezuela, liderada por María Corina Machado, anunció que, nuevamente, no participará en la convocatoria electoral hecha por el CNE. La decisión...

Bombardeo de Israel deja sin vida a 10 miembros de familia palestina

Una familia palestina, de al menos 10 miembros, se halló sin vida entre los escombros de uno de los blancos del ejército de Israel. Dos...

Recuperación: Toda la gasolina que se vende en Venezuela es producción nacional

Todo el combustible que en este momento se está expendiendo en Venezuela es producción nacional, según aseguró la vicepresidenta ejecutiva de la República y...
- Publicidad -

Artículos Relacionados

- Advertisement -