¿Se acabó el «sueño americano» o «el trabajo dignifica»? (+Alba Roversi)

Hace una década que Alba Roversi abandonó Venezuela por ir a trabajar como actriz a los EE.UU. siguiendo aquel «sueño americano». Vivió en Miami y desde allá arremetió contra todo aquel «colega» del mundo del entretenimiento que le oliera a chavista y desató su furia contra ellos y ellas, insultándolos desde el autoexilio a quienes decidieron quedarse en el país a seguir trabajando. Ahora, con una suerte de manipulación y con la verdad sobre la mamá de Bambi, salió en una entrevista a decir que «el trabajo dignifica». ¿El trabajo de quién y para quién?

Odio selecto

En una oportunidad Roversi comparó a Winston Vallenilla, actor y ahora diputado de la Asamblea Nacional, con Judas Iscariote, llamándolo escoria y ser humano maligno; por la única razón de profesar su admiración por el comandante Hugo Chávez.

Desde el norte del continente y aún sin poder triunfar en su carrera fuera del país, la actriz venezolana arremetió contra Anarella Bono y la tildó de enchufada por una relación que tuvo con el padre de su hija, mandando bien lejos la sororidad. “Así que anda a llorar pal’ valle, O no mejor no le echemos esa vaina al Valle, que nada tiene que ver y ahí si hay gente honesta de verdad”, le increpó a Bono. El mismo epíteto recibió el afamado actor Jorge Reyes, a quien también tachó como traidor por trabajar en algunas producciones exitosas para cine y televisión en el país.

El norte es una quimera

En este sentido, a Alba Roversi, ya a sus 60 años y quien con su camioneta último modelo viviendo hace 2 años en Las Vegas, trabaja para la compañía de su cuñado repartiendo paquetes; vale la pena preguntarle si el trabajo que «dignifica» es únicamente el que a ella le gusta. Porque sus colegas también siguen trabajando y a diferencia de ella, siguen en su ramo artístico, un detalle que no comentó en su reciente entrevista en Telemundo, donde pretendió dar pena por ahora estar cargando cajas en otro país y no actuando. Así sea con su camioneta propia y sin problemas de migración.

Puede ser que se haya frustrado su esperanza de que la recibieran con alfombra roja o que le dieran el trato de primera actriz que tuvo cuando vivía en su país. Si el trabajo dignifica, entonces no hay problema con cargar cajas, ¿usted qué cree?


Victoria Torres: