Rusia y Corea del Norte ampliarán sus relaciones bilaterales

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo de Corea del Norte, Kim Jong-un, expresaron su interés de ampliar las relaciones bilaterales.

A través de una carta enviada por Putin a Kim, el mandatario ruso expresó su interés de estrechar lazos; y a su vez expandir las relaciones integrales y constructivas entre Rusia y Corea del Norte.

Añadió que estas medidas contribuirán a «fortalecer la seguridad y la estabilidad de la península de Corea y de todo el territorio»

La carta de Putin fue enviada como felicitación al líder norcoreano con motivo del 77 aniversario del Día de la Liberación, fiesta nacional en el país asiático.

Putin afirmó que este paso beneficiaría los intereses de ambos países.

Tras recibir la carta, el presidente de Corea del Norte respondió a Putin en la cual manifestó estar dispuesto a estrechar lazos entre Moscú y Pyongyang.

Asimismo, pidió una cooperación «estratégica» a un nuevo nivel para «frustrar las amenazas de fuerzas hostiles».

«La amistad entre Corea del Norte y Rusia «se forjó en la guerra anti-japonesa contra el enemigo común; y se ha consolidado de forma invariable y desarrollado desde entonces», afirmó el mandatario de Corea del Norte.

Kim agregó que la cooperación táctica y estratégica, junto a la solidaridad y el apoyo entre ambos países, se han elevado a un nuevo nivel.

«Los heroicos soldados del Ejército Rojo dedicaron su sangre y valiosas vidas a la lucha para liberar a Corea; algo que permanece dentro del corazón y de la memoria del pueblo como un monumento eterno», resaltó Kim según el contenido del mensaje recogido por la agencia estatal KCNA.

Por último, envió un mensaje sobre el conflicto en Ucrania, ante lo que deseó éxito en su trabajo responsable para defender la soberanía y los intereses de su país.

«Deseando con sinceridad su buena salud y su éxito en su trabajo responsable para defender la soberanía; y los intereses de su país y de su pueblo», precisó Kim.

La última reunión entre Putin y Kim se celebró en abril de 2019, en Vladivostok, luego de la segunda cumbre celebrada dos meses antes en Hanói entre el líder norcoreano y el anterior presidente estadounidense, Donald Trump.

Ana Perdigón: