Revelan cuánto costará la Sputnik V

El costo de producción de una dosis de la vacuna rusa Sputnik V cuesta menos de 10 dólares, y por tratarse de un tratamiento de 2 inyecciones, la inmunización por persona costaría menos de 20 dólares.

El cálculo lo reveló el director del Fondo Ruso de Inversión Directa, pero al mismo tiempo que informaba del costo del antídoto en el mercado internacional, confirmó que en Rusia se aplicará el fármaco de manera gratuita.

De acuerdo a las autoridades rusas, la vacuna desarrollada por su país no solo sería muy eficiente, sino también más económica que sus similares; y este detalle no es nada menor, ya que ello permitiría una mayor acceso y cobertura para la inmunización contra la pandemia.

Según los desarrolladores de la Sputnik V, la tecnología de la vacuna es singular respecto a otros estudios, ya que usa “dos vectores diferentes basados en el adenovirus humano, lo que permite una respuesta inmune más fuerte y a más largo plazo en comparación con las vacunas que utilizan un mismo vector para dos dosis”.

Efectividad garantizada

Adicional al anuncio que bajo costo de producción de la vacuna rusa (20 dólares las 2 dosis), otra información que dibuja una mayor esperanza en ver más cerca el final de la pandemia es su efectividad y seguridad.

De acuerdo a los investigadores, en el segundo análisis provisional de la tercera fase, la Sputnik V mostró una efectividad de hasta el 95%. Y lo más destacado todavía que no se han manifestados reacciones secundarias adversas.

La fase III todavía está en desarrollo en Rusia con unos 40 mil pacientes voluntarios; 22 mil de ellos ya recibieron la primera dosis, y más de 19 mil la segunda inyección.

El gobierno ruso ha mostrado su voluntad de compartir con los demás países la Sputnik V, ya que considera esta medicina como un bien de acceso universal y no un privilegio.

Venezuela es uno de los varios países fuera de Rusia en donde también se llevan a cabo los estudios de la Fase III de este antídoto, que fue el primero registrado en el mundo.

Carlos Arellán: