Protestas en Canadá llevan al Primer Ministro a la clandestinidad

Este sábado, Ottawa, la capital canadiense, protagonizó una serie de protestas por un conglomerado de personas que se oponen al uso obligatorio de vacunas. Tomando en cuenta y en prevención de una escalada violenta de las mismas, el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, y su familia fueron trasladados a un lugar secreto.

La Oficina del Primer Ministro afirmó que no poder comentar sobre la ubicación de la familia Trudeau por razones de seguridad. Sin embargo informó que se encuentran en la «región de la capital nacional».

Masivas protestas antivacunas en Canadá

Miles de personas llegaron a Ottawa en de caravanas camiones para protestar por la normativa relacionada a la vacunación contra la covid-19. Hasta el momento, las protestas se desarrollaron de forma pacífica, sin embargo, las fuerzas de seguridad de Canadá comentaron que «temen» que la tensión social pueda incrementarse hasta provocar hechos de violencia.

En el edificio del Parlamento canadiense en Ottawa, los manifestantes también se reunieron mostrando pancartas con mensajes violentos dirigidos contra Trudeau. Entre algunas de las medidas impuestas están el presentar una prueba de vacunación contra la covis-19 a los conductores que viajan entre Canadá y Estados Unidos; de no poseerla los pasajeros deben cumplir 14 días de cuarentena. Además se implemento un límite de público en establecimientos comerciales.

Aunado a esto, Trudeau, informó, este lunes 31 de enero, que dio positivo para covid-19, pero que se siente bien y seguirá trabajando de forma remota.

Reacciones en redes

Tras las implementación de las medidas, las protestas y el anuncio del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, de estar en aislamiento por ser positivo para covid-19, cientos de usuarios reaccionaron a través de las redes.

«Hola @justintrudeau ¿Por qué te escondes como cobarde en lugar de reconocer las ‘protestas democráticas’ de los camioneros y hablarles para calmar la situación? Como dijiste, ¡la ‘situación ES preocupante’!».


Patricia Ferrer: