Narcoavión con matrícula estadounidense fue derribado en el Zulia

Autoridades venezolanas anunciaron, este martes 15 de septiembre, la inutilización de un narcoavión con matrícula estadounidense, la cual ingresó a espacio aéreo nacional.

Luego de cumplir con los debidos protocolos de seguimiento, advertencia e identificación de la aeronave, se constató que la misma cumplía con una incursión ilegal; por lo que unidades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana procedieron a derribarla.

Posteriormente, se constató que la nave contenía una importante carga de sustancias estupefacientes, correspondiente a actividades relacionadas con el tráfico internacional de drogas.

El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Luis Reverol Torres, informó a través de sus redes sociales sobre la actuación del Comando de Defensa Aeroespacial Integral (Codai); tras la detección de la nave ilegal, en el estado Zulia, fronterizo con Colombia.

Asimismo, detalló el ministro Reverol que el narcoavión fue inutilizado en la zona cercana a una pista clandestina, ubicada en el municipio zuliano Machiques de Perijá.

Vigilancia en fronteras

El presidente Nicolás Maduro reitera frecuentemente la instrucción de redoblar la vigilancia en los estados fronterizos, principalmente en el occidente de Venezuela; por ser los más afectados con la acción del narcotráfico.

A través de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el gobierno venezolano adelanta operaciones permanentes de protección al espacio aéreo; en este caso, en los estados Táchira, Zulia y Apure.

Además, las autoridades venezolanas reiteran su compromiso constante en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas y mantiene información pública, cada vez que asesta un golpe contra las mafias; en territorio nacional.

«Nos mantenemos en alerta permanente, vigilando nuestro espacio aéreo para evitar que se utilice para el tráfico ilícito de drogas desde Colombia como mayor productor de cocaína del mundo«, expresó el ministro Néstor Reverol.


José Manuel Blanco Díaz: