Juan Guaidó insiste en perpetuar el “interinato”

Venezuelan opposition leader and self-proclaimed acting president Juan Guaido speaks during a press conference at the Venezuelan National Assembly in Caracas on March 10, 2019. - Sunday is the third day Venezuelans remain without communications, electricity or water, in an unprecedented power outage that already left 15 patients dead and threatens with extending indefinitely, increasing distress for the severe political and economic crisis hitting the oil-rich South American nation. (Photo by Matias DELACROIX / AFP)

El dirigente opositor Juan Guaidó ha decidido implementar una nueva jugada para mantener su supuesto interinato, para lo que utilizó al inexistente Tribunal Supremo de Justicia “en el exilio”.

Según una sentencia del TSJ en el exilio, se ratifica la continuidad de la Asamblea Nacional del 2015 y el interinato de Juan Guaidó.

La sentencia alega que en el país hay una “administración ilegítima producto de unas elecciones organizadas por un ente ilegal”; por lo que deben seguir funcionando la AN del 2015.

También agrega que Juan Guaidó debe seguir siendo presidente encargado hasta que se realicen elecciones presidenciales “libres y democráticas”.

“Se extienda en el ámbito temporal los efectos de la referida sentencia del tres de diciembre de 2020 en el entendido de que a partir del 6 de enero de 2020; continuarán en el ejercicio de sus funciones la totalidad de la directiva del organismo en pleno y de todas las comisiones designadas en el período 2020-20212«, citó parte de la sentencia.

Guaidó pretende mantenerse en un cargo inexistente e ignorando que el mundo no lo reconoce; dado que recientemente en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconociera por mayoría la legitimidad del mandatario nacional Nicolás Maduro.

Mientras, que solo 16 países votaron en contra, para apoyar al opositor, entre los que se puede mencionar a Estados Unidos (EE.UU.), Colombia, Brasil y algunos países de la Unión Europea (UE) y Organización de Estados Americanos (OEA).

A este rechazo contra Guaidó no solo se han sumado nuevos países, sino también miembros de su supuesto Gobierno, como es el caso de Julio Borges, quien recientemente se separó de su función y expresó su inconformidad con la gestión del opositor.

Borges acusó a Juan Guaidó de utilizar los activos de los venezolanos para fines y provechos personales, mencionando el caso de la empresa monómeros.

Vale recordar, que Julio Borges fue uno de los aliados de Guaidó para su autoproclamación, y luego lo nombraron comisionado de Relaciones Exteriores en 2019.


Ana Perdigón: