Industrializar los barrios: Conozca el plan que avanza en Venezuela

Al recibir la propuesta de barrios y comunidades de la parroquia 23 de enero, en Caracas, el presidente Nicolás Maduro aprobó retomar la activación de centros de producción industriales; en los sectores populares de la capital venezolana y en el resto del territorio nacional.

Por esta razón, al dirigir una sesión de trabajo dedicado a la economía comunal, el jefe de Estado instruyó abordar como prioridad la visión según la cual se debe promover la actividad de la fuerza laboral en los galpones que, antiguamente, pertenecían a grandes empresas en diferentes rubros.

«Aprobado y que se venga el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami; que me haga este plan piloto de industrialización y proletarización de los barrios, en las ciudades del país. Para pasar de la resistencia a la emancipación», expresó Maduro.

Con esta propuesta, se consolidarán nuevos métodos de desarrollo productivo, para lo cual también pidió a todos los ministros y ministras del Poder Ejecutivo, involucrarse con el plan. También exhortó a la directiva del Banco Bicentenario para que afiance los programas que se dirigen al apoyo de proyectos de desarrollo productivo a través de las comunas.

CLAP y Poder Popular

Por otra parte, el presidente venezolano instruyó para transferir todo lo que se pueda al poder popular; incluyendo plantas industriales de harina de maíz precocida, por ejemplo, para convertirlas en experiencias productivas comunales.

«Este año tenemos la meta de 80 mil hectáreas de producción en territorios comunales. Esa meta debemos alcanzarla, y si es posible, expandirla», puntualizó el mandatario Nicolás Maduro.

Asimismo, aprobó el punto de cuenta para el programa Mi CLAP es productivo, con el fin de incorporar a la producción agroalimentaria del 50% de los CLAP existentes; que equivale a 18.157 en el lapso de un año. Es así como se destinará el aporte de la producción a los requerimientos de programas alimentarios como PAE, Ferias del campo soberano y casas de alimentación.

En ese sentido, ordenó colocar todos los planes productivos, logísticos y de financiamiento a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción; para desarrollar la nueva etapa a través de organización y fuerza de trabajo.

Igualmente hizo énfasis en vértices como la formación productiva, tierras y espacios productivos, requerimientos e insumos, producción; así como el procesamiento distribución y abastecimiento, autosustentabilidad y economía comunal con el respectivo seguimiento y control.


José Manuel Blanco Díaz: