Gabriel Boric atacó a Cuba y Venezuela desde EE.UU.

Con críticas y ataques contra los gobiernos de la República de Cuba y la República Bolivariana de Venezuela, transcurrió la participación del presidente chileno, Gabriel Boric, en el marco de la Cumbre de las Américas, cuya novena edición tuvo como aspecto central la exclusión de esos 2 países, junto a Nicaragua.

En ese sentido, la posición del mandatario de Chile se aleja mucho más del supuesto talante de izquierda con el cual se identificó durante la campaña electoral, de acuerdo con la trayectoria como dirigente estudiantil y juvenil en la cual se basa la mayor parte del recorrido político del actual mandatario.

Al respecto, la cadena de noticias Univisión, con sede en Estados Unidos, divulgó el contenido de una entrevista que ofreció durante su estadía en Norteamérica. Allí, también fue duro al deslindarse de la empatía con los migrantes venezolanos en su país; ante la pregunto de si Chile puede dar sustento y residencia a esas personas.

«No, yo creo que ningún país tiene la capacidad de absorber por sí mismo un flujo migratorio tan grande como el que ha habido desde Venezuela en los últimos años», manifestó el gobernante.

Por otra parte, negó que su país constituya una sociedad sobre la base de la xenofobia; pero reiteró que la República de Chile actualmente no está en condiciones de asumir el flujo migratorio de los últimos años, sin el apoyo de otros países de la región.

¿Boric antichavista?

Por otra parte, el dirigente chileno, supuestamente representante de la izquierda en su país y en América Latina, se desligó de la figura de Hugo Chávez, como líder revolucionario del continente y negó que sea un ejemplo para su gestión.

«Desgraciadamente Hugo Chávez no es el camino hacia el cual quiero que podamos construir en Chile«, fueron las palabras de Gabriel Boric al descalificar; con lo cual descalificó la figura del líder bolivariano de Venezuela.

Asimismo, atacó la actual gestión venezolana, al expresar que el modelo gubernamental implica concentración de poderes y autoritarismo, sobre lo que considera un sistema equivocado.

De igual forma, el mandatario cargó contra la República de Cuba, cuando expresó que es inaceptable que en la isla «haya presos por pensar distinto». Esto, en un ataque directo contra la gestión del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

En cuanto a la Cumbre de las Américas, dijo que inicialmente pensó en no asistir al foro que organizó el gobierno de Joe Biden. Sin embargo, después cambió de opinión porque «cuando se busca aislar del diálogo a países que han tenido derivas autoritarias; al final lo que se hace es reafirmarlo en su posición».


José Manuel Blanco Díaz: