Denuncian que la oposición se quedó sin “plan B” para enfrentar al gobierno

Tras la histórica jornada del 6D, la oposición, como siempre, se replegó a la sombra de la mediática internacional. Desde la tribuna informativa se abrió fuego contra el proceso tildándolo de “farsa” y “fraude”. También en redes sociales muchos usuarios drenaron el odio acumulado con epítetos impublicables. Pero a medida que pasan los días y se asientan los hechos, empieza a emerger una realidad escalofriante, para quienes adversan al gobierno. El impacto del triunfo del chavismo ha sido de tal envergadura, que en el seno del oposicionismo más radical admiten que se han quedado sin “plan b” para enfrentar a la administración de Nicolás Maduro.

Ciertamente, aunque han querido relativizar el arrase del chavismo en la renovación del poder legislativo, la realidad política es contundente. Guaidó se debate entre lograr apoyo internacional a su rebuscada tesis de la continuidad administrativa, o escapar al extranjero como hizo su patrón Leopoldo López.

Donde todo empezó

En el primer caso, el “gran logro” de Guaidó  sería volver al mismo lugar que cuando comenzó todo hace dos años. Y, que como dice Luis Vicente León, no le ha dado ningún resultado. En la segunda opción, quedaría definitivamente neutralizado políticamente. Como ya sucedió con el propio López, Julio Borges y Antonio Ledezma, entre muchos otros que reptan en el extranjero.

Las fuerzas revolucionarias, por su parte, el próximo 5 de enero tomarán control efectivo de la Asamblea Nacional. Y habrán terminado de pulverizar la endeble unidad opositora. Como en 2005, los adversarios políticos se autoexcluyen del foro legislativo por excelencia, por un espacio largo de 5 años. Cómo será de dramática la situación, que un analista insospechable de chavismo, como Reinaldo Iturbe, lo resume de este modo:

“La oposición se queda sin plan B para enfrentar al chavismo a partir de enero de 2021. (…) El chavismo también se alista para apoderarse de todas las gobernaciones y alcaldías en 2021 sin aparentes obstáculos en la vía”.

Una tragedia

Otro que ha salido a rumiar públicamente su amargura ha sido Antonio Ledezma, quien calificó las perspectivas de la bancada opositora como una tragedia.

“¡Qué tragedia! En el gobierno interino cada quién con su línea de acción. En la oposición en general, una dispersión de fuerzas que nada tiene que ver con la poderosa unidad que se impuso en las parlamentarias de 2015. Y Maduro gozando una y parte de la otra. ¡Pobre Venezuela!”, expresó en su cuenta de Twitter.

Ledezma, extremista de ultraderecha y admirador del homicida colombiano, Álvaro Uribe Vélez, se encuentra radicado en España, al igual que el prófugo Leopoldo López.


Red Radio Ve: