¿Cuánto cuesta la «guerra» en Ucrania? (+FMI)

Este viernes en medio de la cobertura mediática más impresionante en un conflicto entre dos países; el presidente de la República de Ucrania ha solicitado un préstamo al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Volodímir Zelensky, presidente de Ucrania, brindó declaraciones en las que manifestó sentirse solo y aprovechó para pedir ayuda financiera de emergencia a este organismo internacional; en medio de una situación complicada.

Según la prensa local, en un comunicado la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva; explicó que han mantenido reuniones de manera remota desde Washington con el Gobierno de Ucrania. Esto con el objetivo de darle un mayor apoyo financiero ante las consecuencias de su negativa a respetar los Acuerdos de Minsk.

En concreto, Ucrania está pidiendo al FMI un apoyo a través del programa de préstamos del FMI por 2.200 millones de dólares que ya tiene con el organismo.

La historia universal ha de repetirse con las naciones que se endeudan con este organismo que se nutre de situaciones críticas como las guerras,

Respuesta de Biden

Por su parte, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, por medio de su secretario de Estado, Antony Blinken; aprobó en un memorando la asignación de 250 millones de dólares «en asistencia» y 350 millones «en artículos y servicios del Departamento de Defensa, y formación y entrenamiento militar».

Este financiamiento por parte de EE.UU. se realiza luego que Biden impusiera nuevas sanciones contra varios bancos, entidades estatales, empresarios y políticos rusos, incluidos Putin y Lavrov. Con la venia de otras naciones que también hicieron lo propio y sancionaron a esta nación que esperó pacientemente durante 8 años a que el gobierno de Ucrania respetara los acuerdos; y dejara de atacar a la población prorusa a la que hasta le prohibió hablar en ruso dentro del país.

Además de acusar a Putin de ser «agresor», Biden amenazó al oso ruso con esta frase: «Putin eligió la guerra. Ahora, él y su país van a sufrir las consecuencias».


Victoria Torres: