Croacia se distancia de pretensiones guerreristas de la OTAN en Ucrania

En una rueda de prensa, el presidente de Croacia, Zoran Milanovic, manifestó que en caso de un conflicto entre Moscú y Kiev, su país se distanciaría lo más posible de los acontecimientos. Asimismo, señaló que no solo no enviará soldados, «sino que retirará hasta el último» de acrecentarse las tensiones entre Rusia y Ucrania.

El primer mandatario de Croacia señaló que se trata de una situación «sin un verdadero culpable, pero con una imagen muy clara de quién podría verse perjudicado. (…) Esta es una situación en la que Croacia no participará» sentenció.

«Estoy seguro de que hay una manera de complacer a Ucrania para que esté segura, como Austria, Suecia, Finlandia; que no están en la OTAN. Seamos claros, Ucrania no tiene lugar en la OTAN», afirmó Milanovic.

Indicó además que la actual crisis, «no tiene nada que ver con Ucrania o Rusia, tiene que ver con la dinámica de la política interna estadounidense de Joe Biden y su administración». Milanovic enfatizó que ve una «inconsistencia y un comportamiento peligroso en el gobierno de EE.UU. en cuestiones de seguridad internacional».

Ucrania reacciona a las declaraciones

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania rechazó las declaraciones de Milanovic; e instó al presidente de Croacia a «que no se repitan en el futuro».

«Se expresó una profunda decepción por las declaraciones del presidente croata sobre el ingreso de Ucrania en la OTAN y la inadecuación de la asistencia a nuestro país en el contexto de una agresión rusa. Se enfatizó que esto está especialmente reñido con los valores universales, dada la amarga experiencia de guerra del pueblo croata». Señala la Cancillería ucraniana, en un comunicado.

«El Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania exige la refutación pública de estas declaraciones insultantes del presidente de Croacia».


Patricia Ferrer: