Crisis política en Perú amenaza presidencia de Castillo

Tras el anuncio de estado de emergencia, y dejar sin efecto el decreto de inamovilidad en Lima y Callao, las protestas se mantienen en Perú. Este martes se registraron un total de 11 heridos, entre ellos, 5 civiles y 6 miembros del cuerpo policial; aumentando la crisis política en la región.

El Ministerio de Salud de Perú confirmó la información a través de una publicación en su cuenta en la red social Twitter.

El Ministerio de Salud (Minsa) agregó, en otra publicación, que los lesionados «sufrieron traumatismo superficial, contusiones, heridas en muñeca, manos y cabeza, entre otros».

Asimismo informó que los afectados fueron atendidos en los hospitales de la Policía Nacional del Perú, Arzobispo Loayza, Dos de Mayo y el Instituto Nacional de Oftalmología.

Las protestas se mantienen

Gran cantidad de personas continúan manifestando su rechazo a las políticas de gobierno del actual presidente Pedro Castillo. Las protestas derivaron en actos violentos, que causaron destrozos; entre ellos las puertas del edificio de la sede del Poder Judicial peruano.

La presidenta de la Corte Suprema y del Poder Judicial del Perú, Elvia Barrios, denunció que las puertas del edificio de esa institución las destrozaron manifestantes, que también buscaban incendiar parte del mobiliario.

El toque de queda se decretó por las autoridades peruanas con la intención de frenar el paro de transportistas de carga. El mismo, reaccionaba a la inconformidad de los transportistas con el incremento del precio de los combustibles.

Sin embargo, a pesar de que el decreto fue anulado horas después, esto incrementó la crisis política que vive el país; dando continuidad a las manifestaciones con la suma de otros sectores organizados y población civil en general.


Patricia Ferrer: