Colombia y Venezuela escriben la nueva historia del desarrollo agroindustrial

Con la llegada del primer buque de la empresa Pequiven, cargado con materia prima (urea) procedente del complejo Jose con la firme intención de reactivar la petroquímica venezolana Monómeros, con sede en Barranquilla, se está escribiendo una nueva historia entre ambas naciones.

Este viernes, arribó al puerto de esta empresa con un cargamento de 8 mil toneladas de urea; como parte de la reactivación del comercio binacional, tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Colombia y Venezuela están escribiendo definitivamente una nueva historia con este arranque para el desarrollo agroindustrial; y además es una palabra firme ante el bloqueo impuesto por los EE.UU. contra la Patria de Bolívar.

Esta gestión que se ve reflejada en el envío de este buque, surge luego de que usurparon la directiva de esta empresa, la dejaran en el abandono. Una destrucción perpetrada por el grupo usurpador encabezado por Juan Guaidó y el exmandatario colombiano Iván Duque.

Este jueves, el vicepresidente sectorial de Economía, Tareck El Aissami, detalló el caso de la empresa Monómeros que, recientemente pasó a manos del Estado venezolano. Entre varias informaciones, explicó que se han emitido 23 órdenes de captura internacional a los responsables de la corrupción; y el estado casi en ruinas en el que dejaron las instalaciones de la esta empresa.


Victoria Torres: