Clase obrera se movilizó contra el secuestro de activos en el exterior

La clase obrera salió este martes a las calles para exigir la devolución de los activos venezolanos retenidos en el exterior.

Los trabajadores de diversas instituciones del país acompañados de autoridades del Gobierno nacional se movilizaron hasta las afueras de la Asamblea Nacional (AN), en rechazo al secuestro del oro venezolano en Inglaterra y el avión propiedad de Conviasa en Argentina.

«(…) Están violando los derechos humanos de los compañeros que iban en esa nave y de toda la industria venezolana. Han dicho que somos terroristas, lo cual es falso. Estamos amparados por el derecho internacional, esto es solo para complacer a los Estados Unidos en su trabajo por quitarnos nuestras riquezas», denunció el subdirector del Instituto de Aeronáutica Civil, César Martínez.

En la movilización participó el presidente de la AN, Jorge Rodríguez, quien manifestó que lo ocurrido con el avión fue un vulgar secuestro.

Asimismo, ratificó que seguirán exigiendo la devolución del avión. Al tiempo, que recordó que el pueblo venezolano ha padecido sufrimiento y violación a los derechos humanos.

La peor agresión que ha sufrido nuestro pueblo en tampoco lapso de tiempo, principalmente contra nuestros niños, sus derechos a la educación y a alimentación, además contra nuestros abuelos y sus derechos a la vida digna, que la revolución les proporcionó desde el comandante Hugo Chávez”, precisó.

La movilización inició desde la mañana de este martes en la Plaza Morelos, en la avenida México, y se extendió hasta la AN.

Esta movilización surgió como un llamado del presidente de la República, Nicolás Maduro, para defender y rescatar los bienes nacional.

¡Los queremos de vuelta! Devuelvan el Oro, Citgo, el Avión y el dinero que le pertenece al pueblo. ¡Exigimos Respeto!”, escribió más temprano el mandatario en su cuenta de Twitter.

Este lunes, el jefe de Estado criticó al Gobierno argentino de Alberto Fernández por servir a Estados Unidos y no devolver el avión, que está retenido desde el pasado junio.

Ana Perdigón: