Caso Carlos Lanz: Fiscal brindó detalles de este vil asesinato

En horas de la mañana de este miércoles, el Fiscal General de la República, Tarek William Saab; brindó declaraciones en rueda de prensa para dar detalles sobre las investigaciones del caso de la desaparición del profesor Carlos Lanz. Donde su esposa, Mayi Cumare resultó ser la autora intelectual de su asesinato, por lo que se descartó el móvil político.

Recordemos que el profesor e investigador de izquierda, Carlos Lanz, desapareció de su residencia en el estado Aragua bajo extrañas circunstancias, el pasado 8 de agosto de 2020.

El fiscal se dirigió a los medios para informar que luego de las investigaciones, de lo que denominó «El cangrejo de la década», ya que se trató de un caso especial. «Con una espeluznante trama que mezcla con un coctel de la muerte y del terror; múltiples móviles criminales, donde inclusive se le intentó dar durante casi 2 años hasta visos de móvil político».

Investigación continúa

El Fiscal general, Tarek William Saab informó que hasta ahora 13 personas detenidas por su vinculación en el secuestro y posterior vil asesinato del profesor Carlos Lanz. «Las imputaciones continúan, no descarto nuevos detenidos en el caso. Siguen las investigaciones»; destacó en lo que sería la tercera rueda de prensa dedicada a este tema y donde 6 fiscales siguen las investigaciones desde hace 2 años. El fiscal no descarta que hayan otros detenidos por lo que la investigación continúa.

El homicidio del profesor Carlos Lanz que para ese momento tenía 74 años, fue orquestado y planificado minuciosamente preparado y organizado que «tuvieron la coartada perfecta para el crimen perfecto». Esto por parte de su propia esposa Mayi Cumare; un amante de ella, Glen Castellano y un amigo cercano Tito Viloria, engañaron al profesor Lanz con la excusa de asistir a una reunión con milicianos en Mariara para sacarlo de la casa.

Con pruebas irrefutables, contundentes y demoledoras, el Fiscal relató como los implicados contaron los hechos y revelaron los detalles de este terrible asesinato, acto aberrante de muerte por encargo con un final abominable; quien también se pretendió ser utilizado para que tuviese repercusión internacional y señalar al Estado venezolano y llevar el caso hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos..

Sin duda, este vil asesinato ha conmocionado a la opinión pública, se convirtió en la bandera de los mismos responsables que organizaron intelectual y materialmente este hecho.

«Siempre dijimos que la salida del profesor Carlos Lanz de su casa fue voluntaria porque no había elementos de interés criminalístico. Él salió e incluso cerró la puerta de su casa a lo que el llamado «Comité de búsqueda» de Carlos Lanz sostuvo enojo por estas declaraciones».

Delación de Glen Castellano

Tras la confesión de uno de los coautores de este asesinato, Glen Castellano, quien además mantenía una relación sentimental con Mayi Cumare,

Mary Cumare pagó 8 mil dólares a su amante, Glen Castellano para que buscara sicarios que ejecutaran el asesinato. Había solicitado el asesinato de Lanz tres meses antes del hecho. «El cadáver nunca deberá encontrarse»; le pidió Cumare y por eso fue llevado en un secuestro preparado a la Finca La Fortaleza en el estado Cojedes, donde luego de su ejecución con 2 tiros en la sien; procedieron a mutilar su cuerpo para darle de comer a los cochinos que había en el lugar.

Corrupción de Cumare

Entre los detalles que brindó el Fiscal, estuvo la posibilidad de que muy probablemente el profesor Carlos Lanz, delataría a Cumare por sus negocios corruptos; y esto fue el detonante para que ella tomara la decisión de acabar con su vida.

Vía testaferros, Cumare realizó blanqueo de capitales, adquirió casa en la playa en Tucacas, dos apartamentos, fincas en Cojedes; camionetas, carros, entre demás bienes, según la confesión de Castellanos. Tito Viloria, dirigente sindical y amigo de Lanz, era el testaferro.

Tito Viloria fue quien sacó a Lanz de su casa, al decirle que iban a una reunión en Mariara con milicianos; «porque hay una conspiración contra el gobierno», le dijo Viloria a Lanz.

Luego se sumó hipócritamente a la búsqueda del profesor y emprendió la campaña por redes sociales y movilizaciones, al igual que Cumare; quien pretendió engañar a la opinión pública con su postura de exigir justicia y de hostigar a las autoridades para que dieran respuesta del vil asesinato que ella misma había cometido.

«Todo el tinglado de corrupción le permitió a Viloria incrementar su patrimonio de forma desproporcionada», comentó Saab.


Victoria Torres: