Borges renuncia y se sacude a Guaidó: «El interinato debe desaparecer»

El dirigente opositor venezolano Julio Borges utilizó su cuenta en Twitter para manifestar su disconformidad con la «gestión» de Juan Guaidó y su «gobierno» ficticio. A través de un hilo de publicaciones, describió las acciones que se tomarán a partir de este martes. Todo esto ocurre 2 semanas después de la aplastante derrota opositora en las elecciones regionales del 21N.

Esta jugada representa una separación de Borges con lo que la oposición había denominado interinato y que estaba representada en Guaidó; al que ahora califican como poco transparente en cuanto al manejo de los activos y recursos obtenidos. Esto, basándose en un informe realizado por una «ONG de prestigio mundial» que según el mismo Borges, no tiene rendición de cuentas.

«No creemos que vamos a seguir formando parte de una estructura que, lamentablemente, ha utilizado activos de los venezolanos para fines personales y para el provecho personales; el caso de Monómeros es un ejemplo».

Sacudiéndose responsabilidades

Borges abandona a Guaidó y a la forma cargada de corrupción y robo a la nación que ellos llamaron resistencia. Desligándose de lo ocurrido con Citgo y Monómeros y apuntando con el dedo al «interinato»  al considerar que «se ha convertido más en un problema que en una solución». Sin asumir las responsabilidades en las medidas coercitivas y unilaterales que han sido promovidas y solicitadas por este sector de la oposición que tanto han dañado al pueblo venezolano; al que ahora, desde fuera del país, pretenden dirigir.

Recordemos que la figura de Julio Borges, fue clave en el momento de la autoproclamación de Guaidó en una plaza pública; luego fue nombrado comisionado de Relaciones Exteriores el mismo Guaidó en 2019.

Llegó a solicitar su desaparición total porque considera que a estas alturas y al no haber podido derrocar al gobierno legítimo de Nicolás Maduro. “No hay ruta, no hay unidad y no hay estrategia”, agregó.

“Hemos perdido el apoyo internacional”, lamentó Borges, “porque ha habido contradicciones, errores y eso ha hecho que el mundo haya puesto el caso venezolano en la nevera”; aseguró Borges.

Esto se suma al claro enfrentamiento que ahora parecen tener Leopoldo López y Henrique Capriles con respecto al manejo de la oposición en el país, una crisis evidente.


Victoria Torres: