¿A Julio Borges le molesta el renacer económico venezolano?

Mientras que Venezuela avanza en el segundo trimestre de 2022 con indicadores positivos en lo económico, como lo evidenció la salida del país del ciclo hiperinflacionario; voceros de la extrema derecha, como Julio Borges, mantienen el discurso «agorero» acerca de un panorama de crisis que anhelan y que se esfuerzan en imponer.

Es el caso, por ejemplo, del prófugo de la justicia nacional, Julio Borges, quien permanece en Colombia; donde vive bajo la protección del gobierno de Iván Duque. Desde allá, insiste en conducir acciones orientadas a desestabilizar la paz y entorpecer el desarrollo integral de Venezuela.

Por tal motivo, mediante un artículo de opinión en el periódico colombiano El Espectador, el vocero oposicionista reincidió en sus señalamientos y acusaciones contra el Gobierno Bolivariano, al tratar de culparlo de la supuesta crisis por «hambre y desigualdad», con lo cual niega cualquier muestra de crecimiento y fortalecimiento económico.

«La situación en Venezuela está lejos de mejorar, es un infierno para los más pobres; y los que no tienen acceso a los privilegios del poder, que son nada más y nada menos que el 99% de la población». Así lo aseveró Borges para reforzar la propaganda contra el país.

Rompiendo el bloqueo

Por otra parte, en contraposición a las maniobras que dirigentes ultraderechistas como Julio Borges y Leopoldo López desde sus escondites en el extranjero, así como sus aliados en Venezuela, como el exdiputado Juan Guaidó, el país sigue dando muestras que renacimiento económico.

Asimismo, resalta el hecho de que, a pesar de las sanciones, el bloqueo y los embates de la pandemia por covid-19 en todo el planeta; la República Bolivariana de Venezuela logró superar el período de hiperinflación que impusieron las medidas coercitivas unilaterales.

Sin embargo, incluso en el seno de la oposición admiten con frecuencia que las políticas que implementó el presidente Nicolás Maduro; lejos de lo que vaticina Julio Borges, permitieron también el crecimiento del sector privado, en el ámbito económico y productivo.


José Manuel Blanco Díaz: