Dentro de las características en las formas de hacer política de la derecha a nivel mundial, destaca el desprecio a lo “distinto”, que es aquello que no se parece al hombre colonizador, a la política elitista, a la burguesía. De esta manera, se discrimina permanentemente a la mujer que se libera, al pueblo organizado, a los movimientos sociales y a la clase trabajadora, en síntesis, a los pobres de la tierra.

La derecha venezolana no escapa de esta realidad. Dentro de los ataques a la Revolución Bolivariana, ha resaltado la conducta racista, fascista, xenófoba en diversos momentos de la política nacional. Comenzando por despreciar al Presidente Chávez por indio y negro, o de justificar la incapacidad de gobernar al Presidente Nicolás Maduro por ser obrero; hasta el terrible hecho de la quema de Orlando Figuera, entre otros tantos, durante las guarimbas de 2017 “porque parecía chavista”. Esta historia no se detiene.

Durante la llegada del diputado de La Guaira, Juan Guaidó, el pueblo junto a los trabajadores de Conviasa, manifestaron su rechazo contra este personaje por sus acciones que violentan la soberanía nacional y afectan directamente a la población, pidiendo sistemáticamente a su amo del norte, acciones de bloqueo contra Venezuela.

Como reacción a esta respuesta del pueblo venezolano, la derecha una vez más, expresó todo el odio contenido contra todo aquello que no se parece a la burguesía y que se contrapone a su pensamiento reaccionario y fascista. De tal manera, las redes sociales se activaron con expresiones de misoginia, racismo y desprecio. A continuación parte de estas expresiones:

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here