Vanessa Nakate, ambientalista de Uganda, expresó en las redes sociales que fue víctima de racismo por parte de la agencia de noticias estadounidense The Associated Press (AP), por haber editado una fotografía.

La activista africana, de 23 años de edad, es fundadora de The Rise Up Movement, una organización sin fines de lucro que lucha contra el cambio climático y promueve el liderazgo de las mujeres alrededor del mundo.

Nakate, es una de las caras africanas más visibles del movimiento ambientalista iniciado por la sueca Greta Thunberg, a quien la prensa internacional y las redes sociales sí le han dado mayor cobertura.

 

La ambientalista ugandesa siempre estuvo dentro del grupo de medioambientalistas que acompañaron esta semana a Thunberg en el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza). La polémica surge luego de que Nakate fuera excluida de la foto final, que se publicó como portada de un artículo realizado por AP sobre Thunberg.

El artículo, publicado el viernes, trata sobre la reacción de Greta Thunberg a las críticas del jefe del Tesoro de los Estados Unidos (EE.UU.). El mismo tenía de portada una imagen compuesta por 5 chicas.

Sin embargo, Nakate, que estaba en el extremo izquierdo de la imagen, fue recortada. En la foto aparecen Greta Thunberg e Isabelle Axelsson de Suecia, Loukina Tille de Suiza, y Luisa Neubauer de Alemania, todas eran mujeres blancas excepto Nakate.

“Por primera vez en mi vida entiendo la definición de la palabra racismo”, manifestó Nakate a través de un video de 10 minutos difundido en su cuenta Twitter, donde además habló de su experiencia en la Cumbre y de cómo se sintió al verse recortada de la foto.

“No solo borraste una foto. Borraste un continente. Pero estoy más fuerte que nunca”, agregó la ambientalista dirigiéndose a la agencia de noticias AP.


Por su parte, David Ake, el director de fotografía del medio AP, a través de un comunicado indicó que la foto había sido recortada puramente “por motivos de composición”, ya que el edificio en el fondo distraía la atención.

Es la segunda vez en poco más de un mes que la activista ugandesa visita Europa, después de haber estado también en la COP 25. Allí, Nakate realizó una huelga diaria para poner de manifiesto tanto los efectos de la crisis climática en  como la deforestación que sufren los bosques tropicales del continente, particularmente la selva del Congo.


“No nos merecemos esto: África es el menor emisor de CO2 y el más afectado por la crisis climática (…) Si borras nuestras voces, no cambiarás nada. Si borras nuestras historias, no cambiarás nada”, dijo Nakate.


 

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here