Atención viajeros del mundo, los funcionarios de salud instan a estar vigilantes ante el brote de coronavirus de Wuhan. Se debe mantener alejados a las áreas afectadas y aplicar medidas preventivas que evitarían el contagio de esta gripe y otras enfermedades.

Pese a que la Organización Mundial de la Salud aún no ha constituido el coronavirus como una emergencia de salud pública de interés internacional, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) han elevado su asesoría de viajes a Wuhan, China, al más alto nivel.

“No se equivoquen. Esta es una emergencia en China, pero aún no se ha convertido en una emergencia de salud global” (…) “Todavía puede convertirse en una”. indicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

 

El estado “Advertencia – Nivel 3” insta a los pasajeros a evitar todo viaje no esencial a Wuhan y “permanecer alertas si viajan a otras partes de China”.


Si bien el riesgo no será cero, en general no habrá un riesgo particularmente elevado fuera de esa área”, informó la Dra. Yoko Furuya miembro de prevención y control de infecciones en un Hospital de NewYork.


Con tanta incertidumbre, la precaución es clave. Los profesionales de la salud aconsejan a las personas que hayan viajado a Wuhan en las últimas dos semanas y se sientan enfermas (con fiebre, tos o tengan dificultad para respirar), buscar atención médica de inmediato e informar de los últimos viajes y síntomas, de acuerdo con las pautas de los CDC.

El profesor de medicina en la división de enfermedades infecciosas de la Universidad de Vanderbilt, Dr. William Schaffner, comparó el virus de Wuhan con la influenza e indicó que al terminar la temporada de gripe “habrá causado literalmente miles de hospitalizaciones y desafortunadamente varios miles de muertes“.

“El coronavirus será un asunto menor en comparación, pero tenemos un pequeño brote de ansiedad por coronavirus en este momento porque es nuevo, es misterioso…” indicó Schaffner.

 

Todo viajero de negocios debe estar alerta e informado de lo que sucede a su alrededor, dijo el Dr. Robert Quigley, vicepresidente senior y director médico regional de International SOS & MedAire. La globalización de la fuerza laboral implica el desconocimiento de los compañeros de viaje, ciertamente se hace dificil conocer si el pasajero cercano con tos acaba de llegar de Wuhan.


“La buena higiene de las manos siempre es una buena idea para protegerse de cualquier virus y otros agentes patógenos en su entorno”, dice la Dra. Yoko Furuya, directora de prevención y control de infecciones en el Hospital NewYork-Presbyterian.


Los CDC recomiendan lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Se puede usar un desinfectante para manos a base de alcohol cuando no hay agua y jabón disponibles.

Dado que aún se desconoce la fuente del virus, Schaffner también alienta a los visitantes a la China rural, mantenerse alejados de los animales agrícolas, como los pollos y los cerdos. Los CDC también recomiendan evitar los animales, los mercados de animales y productos como la carne cruda.

“Cuando se trata de la propagación global de brotes, los viajes aéreos suelen ser la forma en la que las cosas se propagan rápidamente de un país a otro”, puntualizó Furuya.

 

Claramente esto es de particular preocupación en China en este momento ya que los ciudadanos viajan en masa para las celebraciones del Año Nuevo Lunar. Muchas de las grandes celebraciones públicas han sido canceladas para frenar la propagación del virus.

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here