Irán eleva la apuesta de su programa nuclear

En Julio de 2015 las seis potencias de la tierra (China, EE.UU., Francia, Inglaterra, Rusia y Alemania), llegaban a un acuerdo para poner límites al programa nuclear iraní, a cambio de levantar las sanciones internacionales y multilaterales impuestas a la nación. Se le llamó Plan Conjunto de Acción Comprehensiva (JCPOA, por sus siglas en inglés) y fue considerado en varios estamentos internacionales como un hito en la política exterior del entonces mandatario estadounidense Barack Obama.

Pero sorpresivamente, después de casi tres años, Donald Trump anuncia que los EE.UU. abandonan el acuerdo, dejando perplejo al mundo entero. Mucho se ha especulado sobre las razones que pudieron impulsar una decisión de tal radicalidad. En un excelente trabajo de investigación a profundidad, BBC sugiere que pudo tratarse de uno de los siguientes escenarios: Acabar con el legado de Obama, un giro hacia Netanyahu o los nuevos rostros e ideas dentro del gobierno.

Es bastante probable que todas las variables involucradas tengan cierto nivel de importancia en el resultado final, pero casi seguramente es la última opción la que más empujo las acciones en esa dirección. Relata el portal que Según informaciones de la prensa estadounidense, varios altos miembros de su gobierno le habían aconsejado permanecer dentro del acuerdo, incluyendo al ahora exsecretario de Estado Rex Tillerson, al exasesor de Seguridad Nacional HR McMaster y al secretario de Defensa, James Mattis. De ellos, Mattis es el único que aún conserva su cargo y su influencia parece estar diluyéndose. Los otros dos fueron reemplazados por Mike Pompeo y John Bolton, respectivamente, quienes  fueron considerados como halcones en lo relativo al tema de Irán. La suerte de estos dos funcionarios es harto conocida por todos, pero la política de hostilidad hacia Irán, ha ido en aumento hasta este momento.

Hace apenas unas horas, el presidente Rohaní anunció a la comunidad mundial: “Estamos enriqueciendo ahora más uranio que antes de que se alcanzara el acuerdo (…) La presión ha aumentado sobre Irán, pero continuamos progresando”, afirmó el mandatario en un discurso transmitido por la televisión estatal iraní.

El acuerdo de 2015 establecía que Irán estaba limitado a producir uranio enriquecido más allá del 3.67 %, y de que no podía almacenar cantidades superiores a los 300 kg.

 

Pero Irán reta al mundo superando con creces esas cantidades (aunque aún es un misterio saber hasta qué punto las han sobrepasado). Rohaní no pudo dejar fuera del discurso el gravísimo incidente del ataque iraní a los objetivos militares norteamericanos en Irak. Rohaní comento orgulloso que “el ataque fue tan significativo que obligó a Estados Unidos a alejarse de las amenazas contra Irán” destacó la agencia iraní Tasnim. El ataque con misiles contra la base aérea estadounidense de Ain al-Assad en Irak fue tan intenso que mantuvo al Pentágono despierto durante 24 horas. Según el presidente iraní no muchos países del mundo árabe, se atreven a oponerse a Estados Unidos y disparar misiles contra una importante base militar”.

Por otra parte,  en dos comunicados separados, Londres y Berlín pidieron a Teherán en términos similares de revocar su decisión. Los dos países indicaron que estaban en contacto “con las otras partes” involucradas para decidir una respuesta a la decisión iraní. “Dentro de algunas horas”, Irán reanudará el enriquecimiento de uranio 235 a un nivel de pureza superior al 3,67%, declaró poco antes a la prensa Behruz Kamalvandi, portavoz de la organización iraní de energía atómica, sin precisar el nuevo nivel.

Aunque estos niveles están muy lejos del 90% necesario para la fabricación de una bomba atómica, el anuncio de este incremento debilita aún más el acuerdo de Viena, en riesgo desde la retirada unilateral de los Estados Unidos en mayo de 2018 y el restablecimiento de las sanciones económicas estadounidenses contra Teherán

 

EE.UU. y sus aliados parecen resueltos a detener a Irán a como dé lugar. Lo inquietante es que Irán parece determinada a no dejarse intimidar. Ya lo dijo Rohani, pocos países pueden darse el lujo de disparar contra los EE.UU. Por ahora es Irán quien “enriquece” su poder.  El tiempo nos dirá como termina el partido.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here