Israel lanza ataque aéreo contra Siria.

Solo 4 misiles israelíes impactaron la pista de la base aérea T4, una instalación militar Siria. SANA, agencia oficial de noticias de ese país, cuenta en su reporte que la batería antiaérea pudo derribar varios misiles, pero los restantes terminaron haciendo impacto, a pesar de no causar pérdidas humanas. Israel posee una de las mejores fuerzas aéreas del mundo, con pilotos de combate altamente entrenados para el combate aire-aire, aire-tierra. Los dos misiles de corto alcance (que seguramente fueron empleados por Israel en el ataque) son el Delilah y el Jericó I, que tiene una línea de blanco efectivo de más de 500 km. El impacto de estos misiles tiene consecuencias letales, en virtud de la mortífera potencia de su munición.

Desde hace décadas, Israel ha tenido un fogueo militar activo, en función de la interminable pugna con palestina por la posesión de los asentamientos de los Altos del Golán y el control de la tierra santa. Los excesos hebreos no han faltado en la escena, baste citar el tristemente célebre bombardeo con fósforo blanco; sustancia química de uso militar prohibida por las Naciones Unidas, debido a la extrema crueldad de su efecto sobre el cuerpo humano. Aun así, los EE.UU. defendieron la utilización de este material en Irak.  Norteamérica no cesa en su papel de eterno protector de Israel en su desenfrenada pretensión de mantener el control geopolítico del mundo árabe, especialmente de oriente medio.

Escaso de escrúpulos y abundante en arrogancia, Benjamín Netanyahu, primer ministro Israelí declaraba en noviembre de 2019, horas después de un ataque preliminar a la nación Árabe: “Dejé claro que quien nos haga daño, nosotros le haremos daño a él. Esto es lo que hicimos esta noche contra los objetivos militares de la fuerza iraní Quds y los objetivos militares sirios en Siria”. Las Fuerzas Quds iraníes estaban casualmente bajo mando del asesinado general Qassem Soleimani, y la estrecha relación entre este cuerpo elite y el ejército Sirio ha sido por años un dolor de cabeza para Israel y su aliado americano.

Con este ataque del año pasado, Israel y EEUU enviaban una clara señal que tendría su epitome con el asesinato del General Iraní. Ahora, esta nueva acción militar, el ataque a Siria, no es otra cosa que un mensaje cifrado para Irán. Previamente Netanyahu había lanzado una arenga a los persas a abandonar inmediatamente Siria. Textualmente les advertía, según recoge el diario The Jerusalén Post “Se los digo: salgan rápidamente de ahí [Siria]. No dejaremos de atacar”

RT recoge una interesante información, en donde cita los comentarios de Gadi Eisenkot, ex jefe de las FDI (fuerzas israelíes de defensa) reconociendo por primera vez que Tel Aviv proporcionó armas ligeras a grupos rebeldes sirios durante los siete años de guerra civil en el país árabe.

“Aunque los vínculos directos entre los rebeldes sirios y los comandantes israelíes apenas acaban de ser revelados, los rumores de estrechos lazos militares entre los militantes armados y el Gobierno israelí han estado circulando durante años” Señala el portal.

Eisenkot admitió que su país lleva a cabo desde hace años una campaña no declarada de bombardeos “casi diarios” contra Irán y sus representantes en territorios de Siria y el Líbano, precisando que tan solo en 2018 Israel lanzó alrededor de 2.000 bombas sobre presuntos objetivos vinculados con el país persa.

La escalada de violencia en la región amenaza con convertirse en un verdadero hervidero, dada la irreversible pretensión Norteamericano-Israelí de mantenerse como hegemones en una región estratégica para el comercio petrolero, estragada por conflictos de corte fundamentalista, y con naciones azotadas por crudas guerras civiles. En todas ellas, la mano de EEUU, es la que pulsa el botón.

En tanto, Irán desmiente a Netanyahu y los “cientos” de ataques israelíes contra objetivos iraníes en Siria “Las afirmaciones de Israel son infundadas y falsas (…). Es solo un intento de los sionistas de ocultar sus fracasos en la región”, ha apuntado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Bahram Qassemi, en declaraciones recogidas por medios iraníes.

 

Susan Sontag, la célebre periodista norteamericana hizo una pregunta al aire en la televisión estadounidense, horas después de los ataques a las torres gemelas del World Trade Center, que le costó su carrera en esa nación: ¿Cuál es el origen de esta maldita relación sacrosanta entre nosotros e Israel?

Al parecer, lanzaran muchos misiles antes de que podamos descifrarlo.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here