Este 13 de enero, los ministros del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez tomaron posesión del cargo ante el Rey Felipe VI. De esta forma, el gabinete de Sánchez se constituye como la primera coalición de gobierno en España en más de 80 años.

El acto que tuvo lugar en el Palacio de la Zarzuela de Madrid duró aproximadamente 30 minutos, y presentó los 22 miembros del nuevo equipo de Gobierno conformado por 11 mujeres y 11 hombres, 4 vicepresidentes y 18 ministros.

En la estructura de Gobierno, Unidas Podemos (UP) obtuvo 5 cargos de la totalidad de las carteras ministeriales, una vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030, para su líder Pablo Iglesias, Trabajo, Consumo, Igualdad y Universidades.

Entretanto, los miembros del partido socialista (PSOE) asumen los puestos clave, Economía, Hacienda, Defensa, Justicia, Exteriores, Interior.

La creación del área de InclusiónSeguridad Social y Migraciones eleva a 23 los integrantes del Consejo de Ministros, quedando la bancada del Congreso de los Diputados en la parte inferior de la Cámara, que está compuesta por 20 asientos reservados a los integrantes del Gobierno.

Por su parte, el gabinete presidencial de Sánchez se caracteriza por tener el mayor número de vicepresidenciasministerios y secretarías de Estado tras el final de la dictadura franquista, por lo que junto al Ejecutivo de Suecia, resulta el más numeroso de los que hay actualmente en la Unión Europea (UE).

La alianza entre el PSOE y Unidas Podemos (UP) es la única en la UE conformada exclusivamente por un partido socialdemócrata y otro situado a su izquierda. Realidad política que guarda alguna semejanza con Finlandia, donde también se integra una formación liberal y otra de centro.

Sánchez destacó que la “circunstancia actual” en España “exige nuevos perfiles”, lo que explica los relevos y nuevas adiciones a su Ejecutivo. El presidente español agregó, “Como pueden comprobar son hombres y mujeres con una gran profesionalidad y competencia, personas de grandes trayectorias que avalan su capacidad”.

No obstante, el aumento en los dos primeros niveles del Gobierno implica más gastos en personal eventual o de libre designación. Si se mantiene la estructura de los últimos años, cada vicepresidente podrá incorporar a su gabinete 1 director y hasta 9 asesores; cada ministro, a 1 director y 5 asesores; y cada titular de un puesto con rango de secretario de Estado, a 1 director y 3 asesores.

El Ejecutivo se enfrenta a dos retos principales, la crisis política de Cataluña y, por otra parte, conjugar las mejoras en los servicios sociales con el mantenimiento de la ortodoxia económica que exige la UE.

Por su parte, Iglesias se dirigió a los movimientos sociales y sindicatos, “No dejéis de criticarnos, no dejéis de presionarnos, eso significará que podemos hacer las cosas mejor”, acotó al asumir su cartera.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here