El pasado 13 de Enero, se dio a conocer los resultados de una segunda encuesta Cadem, que evidenció una inédita baja en la aprobación del Presidente Sebastián Piñera, una caída libre de su gobierno.

El contexto de este sondeo se produce durante la semana caracterizada por las protestas de cientos de estudiantes y profesores contra la Prueba de Selección Universitaria (PSU). En este sentido, un 63% de los consultados rechaza sobre la toma de los locales de rendición del examen como una forma de protesta, mientras que un 35% está de acuerdo. 

La Consultora Plaza Pública-Cadem de Chile mostró en el estudio que la aprobación a la gestión del mandatario disminuyó a un 10%, mientras que un 82% desaprueba la forma en que dirige al país.

Los propios realizadores de la encuesta de Cadem, al analizar los resultados señalaron que “es la brecha entre aprobación y desaprobación más grande que habíamos visto desde que se inició esta crisis”.

Los resultados convierten a Piñera en el presidente con menos respaldo desde 1990 en Chile. Las cifras, nada alentadoras, se extienden a su gabinete, que solo adquirió un reconocimiento de 15% a su gestión, y 80% de los encuestados rechaza la referida gestión.

La medición Cadem responde al contexto de los 88 días de movilizaciones registradas en Chile, donde se ha evidenciado fuertes represiones, uso desmedido de las fuerzas por parte de Carabineros contra manifestantes, detenciones ilegales, torturas, abusos sexuales e incluso homicidios.

Respecto a la percepción de la crisis por la que pasa el país, la encuesta arrojó que un 76% cree que es la expresión de un descontento social generalizado, mientras que un 17% cree que es un problema de orden público y de grupos violentistas organizados.

El gerente de Asuntos Públicos de Cadem, Roberto Izikson, considerado un funcionario muy cercano al Ejecutivo chileno, declaró a la prensa local que “este gobierno está en su peor momento en la relación con la opinión pública.

Entretanto, el conflicto que desde el mes de octubre tiene en vilo al Gobierno de Piñera y que ha dejado al menos 27 fallecidos, continúa con movilizaciones sociales que reflejan la enorme debilidad del mandatario y su ejecutivo.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here