Así lo calificó el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, quien informó en rueda de prensa este lunes, que los que buscaban dos líderes de Voluntad Popular (VP) con el asalto al Batallón 513 de selva Mariano Montilla, ubicado en Luepa, municipio Gran Sabana, en el estado Bolívar, en complicidad con el gobierno de Iván Duque, era crear un falso positivo, pues los criminales robaron 20 fusiles de alta potencia y nueve lanzacohetes RPG.

Desde el Palacio de Miraflores, Rodríguez indicó que los criminales que actuaron la madrugada de este lunes 22 de diciembre en la mencionada unidad militar buscaban «blancos» para abatir con los fusiles, además de utilizar los lanzacohetes para derribar helicópteros o aviones en territorio colombiano para decir que fueron usados por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), es decir, “montar un falso positivo para una causa de guerra para que Estados Unidos pueda intervenir militarmente en Venezuela”.

Estos datos los obtuvieron los órganos de inteligencia y seguridad venezolanos, tras detener a seis de los que actuaron en el Batallón 513, quienes ofrecieron testimonios y de los militares desertores que volvieron al territorio venezolano desde Colombia.

En las declaraciones, Rodríguez indicó que en estos planes estaban incursos Juan Guaidó y Leopoldo López, dirigentes del VP, en complicidad con el gobierno colombiano, así como de Ecuador, Perú y Brasil.

Luego el vicepresidente mostró el testimonio de uno de los asesinos involucrados en este ataque a la soberanía nacional.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here