Este lunes ha comenzado una huelga de los transportistas autónomos de Brasil debido a al aumento de los precios del combustible, con grandes dimensiones en las redes sociales y cuenta con el respaldo de la Central Única de los Trabajadores (CUT).

Aun no se ha decidido la paralización de las principales vías del país, según el jefe de Estado quien estima que existen “pocas posibilidades” de que esto suceda ya que el ministro de Infraestructura, Tarcisio Gomez de Freitas, ha mantenido la puerta al diálogo.

Por su parte, el sector camionero denuncia que las autoridades no han sido atendidas las peticiones del gremio, mientras que el portavoz del Ejecutivo brasileño, Otávio Rego Barros, apuntó que no existe posibilidad de parar el país. Se esperan nuevas movilizaciones para esta semana.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here