El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, autorizó la privatización y explotación de tres parques nacionales, a fin de generar más ingresos.

Mediante un decreto presidencial que entra en vigencia de forma inmediata, Bolsonaro privatizó los parques Lençois Maranhenses (Maranhao, noreste), Jericoacoara (Ceará, noreste) e Iguaçu (Paraná, sur).

El decreto establece que la privatización de los servicios e infraestructura, la liberación del mercado aéreo a empresas extranjeras. Mientras que las empresas que reciban las concesiones deberán prever costos y generar acciones de apoyo a la conservación y gestión de los parques.

Asimismo, en aras de generar ingresos  otorgarán visas a ciudadanos estadounidenses, canadienses, australianos, chinos y japoneses para que visiten Brasil.

El estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social podrá ser contratado para preparar los estudios necesarios para las concesiones, revisión de proyectos y supervisión de los servicios técnicos.

Por su parte, el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, aseguró que este solo es el comienzo de un plan más amplio de privatizaciones.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here