La verdad es que en Venezuela han pasado tantas cosas en el año 2019 que es difícil resaltar solo una, algunas situaciones han sido terribles y han causado la muerte de personas, otras han sido tan ridículas y escandalosas que caen en la más terrible historia trágica, una de ellas ha sido el robo de CITGO a Venezuela.

EE.UU reconoce la junta directiva impuesta por el Autoproclamado Presidente encargado Juan Guaidó, junta directiva irrita e ilegal por distintas razones que ya se conocen y que no vienen al caso en éste momento.

Lo que si viene al caso es la deuda millonaria a la que ha caído nuestra Empresa CITGO, deuda que no ha sido cancelada por el gobierno legitimo de Nicolás Maduro debido al bloqueo financiero y al robo de los activos de la empresa adscrita a PDVSA por parte del gobierno de los EEUU. Reuters destapa la hoya con un artículo que destaca la negativa de la “junta directiva” de Guaidó para pagar la deuda.

Dicha deuda no sólo viene en detrimento a los intereses nacionales, sino que expresan el poco o nulo “Control” que cuenta el Gobierno Interino (de fantasía) de Juan Guaidó, sobre su propia directa, quienes le manifestaron que NO podrán suministrar “Ganancias” al Gobierno Interino por lo mínimo dentro de 2 años.

Por su parte la Pagina Web Analítica, realiza un reportaje más detallado de las demandas y deudas contraídas por la empresa CITGO, entre ellas la demanda que enfrenta Venezuela por parte de Crystallex, cuyo abogado es hoy el “Contralor” de Guaidó; entonces nos preguntamos ¿Me pago y me doy el vuelto? Pues eso lo que está haciendo José Ignacio Hernández, quien defendió los intereses de la empresa trasnacional y ahora “defiende” los intereses de Venezuela ante los tribunales estadounidenses.

Juan Guaidó ha demostrado mediocridad en la política comunicacional, en la administración de los recursos para la ayuda humanitaria y frente al parlamento; dejando en evidencia el poco manejo del arte de la política, pues ahora se le suma ineficiencia, ineficacia y desgobierno frente a los problemas que él mismo ocasionó, dándole la excusa perfecta del gobierno norteamericano para hacerse de los activos de nuestra empresa CITGO.

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here