En enero de 2019 (pueden buscar el titular) el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció una inflación de 10.000.000% para Venezuela.

No hay que ser ingenuos; cuando esa banda de estafadores y destructores de países llamada Fondo Monetario Internacional (FMI) anuncia una cifra de inflación para un país que ellos están atacando, no está haciendo una proyección económica, ni un análisis económico. Están dando órdenes a sus factores externos (Estados Unidos, donde Trump dijo, al felicitar al presidente Alberto Fernández por su victoria en Argentina, que “Hablaría con el FMI para aliviar la deuda Argentina” -confirmado, el FMI trabaja para Estados Unidos-) e internos (la derecha fracasada venezolana, que quiere devolver a Venezuela a los tiempos del FMI que rechazamos los venezolanos el 27 de febrero de 1989, y que hemos rechazado, desde 1998, por más de 20 años).

10.000.000 por ciento de inflación para Venezuela en 2019, no era una proyección del FMI, es una meta que le puso la mafia del FMI a sus sicarios económicos, contra Venezuela. En años anteriores, así ha sido, y así se ha logrado (pueden buscar titulares de enero de cada año anterior a 2019, y de diciembre, y ver los aciertos de esas “predicciones” del FMI. Simple, ellos tienen el arma -el dólar–, ellos dicen dónde van a disparar -predicción de la inflación–y ellos la disparan -meta de inflación-)

Pero, por primera vez, el FMI se equivoca, por casi tres ceros. La inflación (no por culpa de un gobierno, sino inducida por quienes están trabajando para el FMI) en Venezuela va a terminar cerca de 18.000%.

Con esta noticia no buscamos otra cosa que indicar que, si la inflación en Venezuela es producto de la manipulación del precio del dólar (y también del incremento de precios en Bolívares, así se estanque o baje el dólar, pero sin duda, de la manipulación del dólar), y no se logró la meta (orden) que el FMI dio…

¿Qué es lo que está perdiendo terreno en Venezuela?

Lo que está perdiendo terreno en Venezuela, es el control del dólar sobre nuestra economía

¿Y por qué el dólar está perdiendo control sobre nuestra economía?

Inicialmente, porque todas y todos los venezolanos pueden comprar los dólares que el estado ya no les da, el Estado no tiene necesidad de controlar a la moneda gringa en Venezuela, porque ya no la está usando (las transacciones por petróleo y otras exportaciones, que la nueva etapa económica venezolana está haciendo desde 2016, y especialmente desde finales de 2017, se cobran en euros, en rublos, en yuanes, y desde 2018, en Petros -Si Estados Unidos nos persigue toda cuenta y toda transacción en su moneda, pues usemos otras monedas, que existen, y son hasta más fuertes-)

Y en segundo lugar: Hace unos días, en la radio, publiqué unas declaraciones hechas por el jefe actual de esa mafia empresarial venezolana llamada Fedecámaras, la misma que promueve la dolarización en Venezuela desde toda una vida, donde sostiene que “en Venezuela hay una dolarización anárquica”, expresión también usada (eso no es espontáneo, ahí hay plata de por medio) por influencers en las redes sociales, los mismos influenciadores que hace unos meses estaban llamando al golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro.

¿Por qué dicen estas mafias, y sus muñecos de ventrílocuo, que la dolarización en Venezuela es “anárquica”?

Porque:

  1. La dolarización no se está haciendo desde el Estado, pues el Estado venezolano no está usando dólares.
  2. La dolarización se está imponiendo desde ese sector mal llamado privado, que son los que fugaron 170 mil millones de dólares de Venezuela, de los 370 mil que les dieron, durante la era CADIVI (están trayendo parte de esas divisas fugadas a Venezuela)
  3. Pero, su juego perverso contra Venezuela, se les salió de control, porque la respuesta del gobierno del presidente Nicolás Maduro no fue lógica (poner controles, trabas y obstáculos, lo que derrocó a los gobiernos que intentaron hacerlo contra una moneda que no manejamos, sino que maneja Estados Unidos), por el contrario, fue ilógica (liberar la moneda venenosa contra nuestra economía, y usar otras divisas convertibles, mientras nuestro nuevo sistema financiero, hecho en Venezuela, desde la salida del Petro en 2018, toma control de la economía nacional, y de las transacciones internacionales que hace Venezuela, y que hacen a Venezuela. Esto último debe ir acompañado de la economía comunal, empresarial, e industrial, de producción nacional)
  4. ¿Y qué significa que ‘se les salió de control’?. Lo que decíamos hace unos días; la moneda gringa está en manos de todos en el barrio (gracias a las remesas de quienes desde allí andan viajando por otros países, principalmente). E incluso, muchos, gracias a esa posibilidad que les da una divisa, ya no va a negocios que hacen vida en Venezuela, porque ellos mismos van a Cúcuta (ida por vuelta, la mayoría de las y los venezolanos, y colombianos, que cruzan la frontera no lo hacen para irse de Venezuela) a comprar las cosas, las compran por Internet, e incluso el barrio tiene WhatsApp, para comprar y vender sin pisar un supermercado. También se observa esto en la oferta de servicios de la clase media profesional, y en los sectores productivos, que ya no buscan proveedores que les traigan importaciones, y que les suben constantemente los precios, porque ellos mismos pueden importar sus insumos para producir).

Concluyendo y reiterando, la dolarización es anárquica, porque se les salió de control. Los sicarios del FMI y sus aliados internos, enemigos de Venezuela, querían una dolarización impuesta por un Estado contra las cuerdas, sin más remedio, donde sólo el FMI y la oligarquía parasitaria venezolana (que nos robaron las divisas que CADIVI, es decir, el Estado, les dio) tuvieran acceso a la divisa, y nos impusieran desde sus importaciones, al precio que ellos dijeran (un café en barra, 2 dólares, aunque cueste 0,50 dólares en Estados Unidos). Toda una economía, bajo su mando, y la consecuente caída de la República Bolivariana de Venezuela, y del gobierno socialista que la gobierna.

Con su propio veneno, le estamos quitando a la oligarquía local el control de la economía venezolana (que estamos comenzando a manejar todas y todos), y además, el control a la banda de estafadores del FMI, que creían tener las armas para destruir económicamente a Venezuela.

Comienza diciembre de 2019. En 2020, Estados Unidos, y su sicario, el FMI, perderá control sobre Venezuela, y no con su dólar venenoso, sino con un arma mucho más poderosa, hecha por venezolanas y venezolanos, y controlada por Venezuela.

Seguiremos informando.

@EnnioDM

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here