Cuba conmemora hoy el Día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y el aniversario 63 del desembarco del yate Granma, con este último comenzó la lucha armada que culminaría con el triunfo revolucionario de 1959.

El yate Granma tocó tierras cubanas el 2 de diciembre de 1956, luego de una travesía de ocho días desde el puerto mexicano de Tuxpan. El propósito era comandar la lucha armada contra la dictadura de Fulgencio Batista (1952-1959) hasta su derrocamiento.

No solo de 82 hombres venía lleno el barco, también de temores y valentías. Hoy, a 63 años de ese desembarco, liderado por Fidel Castro, recordamos algunas de esas historias contadas por el Comandante Fidel Castro durante una entrevista realizada en Playitas en 1976.

“El Granma se concibió, bueno, hoy se llama Granma, pero ya nosotros desde Isla de Pino habíamos elaborado una estrategia de lucha. Incluía su parte política, para demostrar que no había ningún tipo de solución pacífica en las condiciones existentes en nuestro país bajo la dictadura de Batista, pero teníamos que demostrarlo ante la opinión pública para dejar bien sentado que si se iba a producir una guerra no era por deseo de los revolucionarios sino por una necesidad inevitable que imponían las condiciones políticas existentes en Cuba; y en este sentido, había mucho la influencia Martiana, tu sabes los enormes esfuerzos que él hizo para demostrar que la única salida que había para la independencia de Cuba era la lucha armada frente a las corrientes reformistas y las corrientes autonomistas” (Fidel Castro Ruz, Entrevista realizada en Playitas en 1976).
“Nosotros habíamos hecho una discutible promesa, de que en 1956 seriamos ´libres o mártires´, se puede discutir la procedencia de esa promesa, pero en realidad teníamos que luchar duramente contra el escepticismo reinante en Cuba y contra las tendencias políticas que buscaban seguir la vía electoral haciendo el juego a Batista. Por eso tuvimos que hacer aquella dramática promesa y estuvimos siempre decididos a cumplirla. Si a última hora no hubiese sido posible venir en el Granma, nosotros habríamos venido de cualquier forma aunque fuesen 8 o 10 horas, esa idea estaba absolutamente presente siempre con el propósito de cumplir la promesa que se había hecho. Pero históricamente, porque uno cuando analiza los hechos históricos piensa que no era necesaria esa promesa, pero una vez que se hizo fue necesario cumplirla”. (Fidel Castro Ruz, Entrevista realizada en Playitas en 1976).

 

Compartimos el documental “La Guerra Necesaria” de Santiago Álvarez

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here