El presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, repudió la actuación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y los acusó de está al servicio del imperio norteamericano. 

Durante una rueda de prensa llevada a cabo en México, donde llegó como asilado político,  Morales señaló que en el informe de la OEA sobre las elecciones predominaba la interpretación. 

Señaló que la OEA debió haber llamado a una segunda vuelta y no recomendar nuevas elecciones. Acción con la que el organismo tomó partido hacia los sectores que impulsaron el golpe de Estado.

“Debería llamarse ‘Organización de Estados del Norte’, y no de América”, criticó Evo.

Por último, el boliviano expresó que si el pueblo lo pide está dispuesto a volver, pero que la única solución de parar la situación en el país es mediante un diálogo nacional.

“Vamos a volver tarde o temprano. Mejor lo antes posible para pacificar Bolivia”, afirmó.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here