El viceministro para el desarrollo social y territorial, Aristóbulo Istúriz, al instalar el Congreso Internacional de Pueblos Afrodescendientes en Caracas declaró: “De aquí debemos salir con una plataforma unitaria más allá, incluso, de nuestras regiones y continentes, porque aquí tenemos 47 países y al llegar todos serán 53 países presentes y delegados internacionales que vamos a aprovechar el debate en este foro”. 

“Lo que le pase a un afrodescendiente le pasa a todos”, dijo a los invitados nacionales e internacionales, y exhortó a debatir para elaborar una agenda de acción.

Ante los voceros y representantes del mundo que estarán en Venezuela hasta el 12 de noviembre, Istúriz reveló que la fecha para inaugurar el congreso fue escogida a conciencia. Confirmó que el 10 de noviembre se conmemora en Venezuela el día del asesinato del afrodescendiente venezolano Guillermo Rivas, un líder del pueblo que logró establecer el mayor espacio de resistencia para los esclavos durante tres años, en el llamado Cumbe de la Libertad, en el estado Miranda.

“Bienvenidos a este pueblo venezolano que está en resistencia ante el imperio más genocida del mundo”, expresó, en referencia directa al Gobierno de Estados Unidos.

Advirtió que Venezuela es el principal blanco del imperio gringo en su intento de apropiarse de los recursos naturales y energéticos. Si dejaran que en la práctica el socialismo venezolano y bolivariano se desarrollara sin problemas ni obstáculos, el éxito de su proyección humanitaria dejaría en evidencia al capitalista de Estados Unidos y esa potencia no desea que la gente disfrute de las ventajas sociales que garantiza, aseveró.

“El imperialismo nos está atacando y debe encontrarnos preparados para enfrentar cualquier situación de agresión y de acción contraria a la Revolución Bolivariana”, afirmó.

Hizo balance de los logros sociales que Venezuela ha alcanzado en menos de 20 años: cumplimiento de las metas del milenio de la ONU con mucha anticipación, la derrota del analfabetismo, la reducción de la desnutrición, que ha sido de tal impacto que la FAO bautizó con el nombre de Chávez su programa Hambre Cero.

“Por eso mataron a Chávez, creyendo que matando a Chávez mataban a la Revolución Bolivariana. Por eso se propusieron no reconocer al presidente Nicolás Maduro”, destacó Istúriz.

“Tenemos que hacer, con la fuerza del pueblo, que reconozcan a Maduro como presidente legítimo de la República Bolivariana”, instó.

Consideró que, vistas las evidencias a esta fecha, la oligarquía y el imperio han tratado de llevar a un pueblo al colapso material y espiritual, pero este pueblo se ha resistido valientemente. Además, el presidente Maduro ha diseñado políticas para la protección del pueblo venezolano en forma contundente”, agregó.

El Congreso Internacional de Pueblos Independientes se instaló con la entonación del himno afrodescendiente interpretado por el Grupo Elegguá en las instalaciones del Hotel Alba Caracas.

 

PresaCO

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here