Tras 580 días en prisión, detenido en la sede de la Policía Federal de Curitiba, el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue liberado en la tarde de este viernes, tras la aprobación de una resolución por parte de la Corte Suprema en la que se establece en que la prisión preventiva de una persona condenada solamente por segunda instancia es inconstitucional, organizaciones sociales hicieron una vigilia en las cercanías para acompañarlo.

Luego que su defensa hiciera la solicitud ante la Justicia Federal de Curitiba, tras la anulación de prisión en segunda instancia dictada por el Supremo Tribunal Federal (STF), el juez federal Danilo Pereira Junior, fue quien determinó la liberación de Lula da Silva con base en la medida del máximo ente judicial del país suramericano.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) ha sido recibido una condena de ocho años y 10 meses por su supuesta corrupción y lavado de dinero en la operación lava Jato. La defensa ha retirado que la detención del exmandatario es incompatible con la ley y con la Constitución de Brasil, reseña Telesur.

 

Solidaridad y júbilo

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here