La alcaldesa de la ciudad de Vinto en Bolivia Patricia Arce, fue secuestrada por una turba de personas violentas, quienes la golpearon, le cortaron el pelo, le hicieron caminar y correr descalza, y derramaron sobre ella pinturas toxicas.

Los revoltosos tomaron por asalto la sede de la alcaldía, en la que se encontraba la alcaldesa, y pese a la amenaza latente y la situación, se negó a abandonar por sus medios las oficinas. Arce es militante del partido MAS, al cual también pertenece el Presidente Boliviano Evo Morales.

El hecho se produjo en la región de Cochabamba y es el último episodio violento reportado desde que Evo Morales resultó reelecto en las elecciones presidenciales el pasado 20 de octubre, y que el oposicionismo boliviano se niega a aceptar pese a que la ventaja de Morales fue sumamente amplia con más de 10 puntos porcentuales con respecto al segundo lugar.

El sometimiento a la alcaldesa fue grabado y hecho viral mediante las redes sociales, en las que se observa como le hicieron recorrer siete kilómetros de humillación mientras la amenazaban con lincharlas con palos, piedras y botellas, así como a arrodillarse ante ellos.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here