Autor de numerosas canciones que reflejaban lo que el pueblo venezolano gritaba en silencio, en tiempos de censura y miedos, el cantor de los techos de cartón que conoció la canción mansa de cerca y que le rindió honores a los caídos por la injusticia y nos enseñó a no llamarlos muertos, nació un 31 de octubre de 1941 por allá por Falcón para eternizarse en esta tierra que hoy lo recuerda con cantos y claveles rojos, Alí Primera. 

Padre de Sandino, Servando, Florentino y Juan Simón, Jorge, María Fernanda y María Angela y de muchos otros que lo consideramos un padre cantor, por esa claridad ideológica con las que empapaba sus canciones, las cuales siguen estando vigentes, porque el enemigo es el mismo desde aquellos días y no ha descansado en sus intentos de dominarnos.

Las luchas de la época en las que Primera escribiera sus éxitos, aún siguen latiendo en el continente y siguen siendo la voz de un bravo pueblo. Con su propio sello “Cigarrón”, en alianza con la empresa discográfica “Promociones Musicales” (Promus) y está compuesta de 11 discos publicados en años consecutivos desde 1973 a 1984.

Algunas canciones memorables:

  • “Comandante Amigo” (en homenaje al Che Guevara)
  • “No basta rezar”
  • “Techos de cartón”
  • “Yo no sé filosofar”
  • “Panfleto en una nota”
  • “Otra vez”
  • “Cuando las águilas se arrastren”
  • “Cunaviche adentro”
  • “José Leonardo”
  • “Ahora que el petróleo es nuestro”
  • “Esquina Principal”
  • “La piel de mi niña huele a caramelo”
  • “Reverón”
  • “Humanidad”
  • “Los que mueren por la vida”

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here