El domingo 27 de octubre fue un día histórico para la democracia en Suramérica, con las elecciones presidenciales en Argentina y Uruguay; así como también las elecciones regionales en Colombia, donde la izquierda fue el gran vencedor, los pueblos respondieron en contra de las políticas neoliberales.

En Argentina gana el peronismo con la alianza Fernández-Fernández y vuelve el Kirchnerismo, en Uruguay el Frente Amplio gana la elección, sin embargo, van a segunda vuelta representando un retroceso de unos 6 puntos en comparación con la elección presidencial pasada, mientras que Colombia respondió contra la guerra y la muerte que representa el Uribismo dando como ganadores a las fracciones independientes y a las coaliciones.

Argentina

Más de 32 millones de argentinos acudieron este domingo a las urnas para elegir un nuevo presidente y renovar parte del Congreso. Con el 96,22% de las mesas Escrutadas dan el triunfo a Alberto Fernández, con el 48% de los votos sobre el 40,44% de Mauricio Macri, esto representa el triunfo en la primera vuelta del peronismo y derrota así al partido gobernante que viene de un gobierno de 4 años con retroceso en lo político, social y económico.

Ahora la tarea es a lo interno de Argentina de rescatar la economía y beneficiar a los más pobres, quienes fueron los más golpeados en este gobierno derechista, en lo internacional Argentina representa un avance, ya que, desde el primer momento adelantaron el apoyo al presidente reelecto Evo Morales en Bolivia y el rechazo del injusto encarcelamiento de Lula en Brasil.

Uruguay

El Frente Amplio ha logrado, con la totalidad de votos escrutados, el 39,2% de los votos mientras que Luis Lacalle Pou, candidato del Partido Nacional (de derecha) supera el 28,6% de los votos lo que obliga a realizar una segunda vuelta, por su parte el Partido Colorado tiene el 12,3% y a Cabildo Abierto del 10,9%. Estos últimos ya anunciaron el apoyo a la candidatura de la derecha. Lo que representa un peligro latente ante el Frente Amplio quien lleva 15 años en el poder.

Por su parte la reforma constitucional (propuesta de la derecha uruguaya) sobre seguridad no fue aprobada al no llegar al 50% de apoyo. Este resultado pone en jaque al gobierno progresista de la República Oriental, quien tiene la dura tarea de ganar alianzas y poder mantenerse en el poder.

Colombia

En una masiva participación del pueblo Colombiano el gran derrotado es el uribismo, el avance de las fuerzas independientes, de oposición y la prevalencia de las candidaturas en coalición, que ganó 23 de 32 gobernaciones. En Bogotá eligieron a Claudia López con 1’097.728 voto con el 35,2% de los votos, primera mujer en ocupar dicho cargo y abanderada de las luchas por la igualdad y derechos de la comunidad LGBT. Por su parte la elección de Guillermo Enrique Torres Cueter, como alcalde de Turbaco, departamento de Bolívar, quien se convierte en el primer excombatiente en desempeñar un cargo público por apoyo popular.

Colombia ha demostrado que ni las amenazas ni la muerte pueden con el sentir popular y ahora es fundamental darle respuesta a ese pueblo que busca la paz definitiva saliendo de la guerra que los azota por más de 60 años.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here