Los candidatos a la Presidencia de Argentina se midieron en un segundo debate, en el cual trataron sobre seguridad, empleo, producción, infraestructura, vivienda, desarrollo social, ambiente, el rol del Estado, federalismo y calidad institucional.

El segundo debate tuvo lugar en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), en el cual participaron nuevamente Mauricio Macri de Juntos por el Cambio, Alberto Fernández por Frente de Todos, Roberto Lavagna de Consenso Federal, Nicolás del Caño por UNIDAD, José Luis Espert de UNITE y Juan José Gómez Centurión por Frente NOS.

En materia de seguridad, Macri sugirió la creación de un código penal moderno, ser duro con los narcotraficantes e invertir en la capacitación de las fuerzas de seguridad. Además de criticar la antigua gestión. 

A los que Fernández criticó la actual gestión por haber reducido el presupuesto para este sector, a un 38 por ciento.  

“El año pasado hubo 3.262 personas asesinadas, no creo que sus familias se hayan sentido protegidas”, aseveró el candidato. 

 

Siguiendo con las contradicciones entre Macri y Fernández, se habló de la pobreza y el empleo, cifras en las que peor le ha ido al actual mandatario.

Macri aseguró que va hacia la reducción de impuestos en las pequeñas y medianas empresas (Pymes) y así seguir trabajando en las mesas de productividad.

Mientras, Fernández recordó a dónde ha llevado Macri la economía, en la que tiene la peor tasa de desempleo de los últimos 13 años, sumado a las 15 millones de personas que viven en la pobreza, de las cuales tres millones son indigentes.

“En el tema de la pobreza es donde menos quiero parecerme a usted. Lo más grave es cómo multiplicó el hambre”, apuntó Fernández.

 

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here