Ante las fuertes protestas que se desarrollan en Cataluña, el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) suspendió el clásico español entre el Real Madrid y el Barcelona F.C., que se celebraría el próximo 26 de octubre. 

El partido se disputaría en el Camp Nou, ubicado en Barcelona, donde se han registrado revueltas sociales, luego que el Tribunal Supremo de España dictara condena contra 12 líderes independentistas catalanes.

Esta decisión provocó molestia en el pueblo catalán, que ha salido a las calles con jornadas de protestas, y una de esas se realizará el 26 de octubre. 

Ahora, este lunes se reunirá la directiva del club blanco y el Barca para llegar a un acuerdo sobre la fecha en que se disputará el encuentro. 

Se prevé que el encuentro sea el 18 de diciembre, sin embargo, no hay ningún anuncio oficial. Dado que entre ellos no llegan a un acuerdo, la decisión final la tendrá la Liga.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here