Han pasado 4 semanas desde que comenzaron las manifestaciones en las calles de Puerto Príncipe, Haití, donde el pueblo exige la dimisión del presidente Jovenel Moïse.

Escuelas y negocios cerrados, una ciudad paralizada con barricadas y enfrentamientos violentos con las fuerzas de orden público.

El Tribunal de Cuentas relaciona en un caso de presunta malversación de fondos públicos, junto a una decena de exfuncionarios gubernamentales y directivos de empresas. Los manifestantes también demandan la instalación de un gobierno transitorio, celebración de un Conferencia Nacional y de un juicio contra los desfalcadores del tesoro nacional, reseña Telesur.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here